Feeds:
Entradas
Comentarios

“Las disciplinas de bibliotecología y archivística necesitan del elemento de la creatividad en el proceso de enseñanza-aprendizaje”, destacó el doctor Jaime Ríos Ortega, director del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información de la UNAM, durante una charla que impartió en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

El doctor Ríos Ortega mencionó que una preocupación importante en las disciplinas de bibliotecología, así como de la archivística es la enseñanza y el aprendizaje, por lo que menciono que los colegas especializados en  estas áreas fijan un conjunto de temas desde sus respectivas experiencias académicas, desde sus contextos de investigación y van desahogando cada uno de estos puntos que se consideran relevantes, sumando elementos fundamentales como la creatividad en el proceso de enseñanza-aprendizaje para la mejor captación en los alumnos, y a favor del profesor.

Seguir leyendo »


La actual subdirectora de la Biblioteca Nacional, Elsa Esperanza Barber, ocupará el cargo de directora del organismo hasta el mes de julio, cuando será relevada por el intelectual Alberto Manguel. Así lo estableció el decreto 439/2016, publicado este lunes en el Boletín Oficial, entre cuyos considerandos se menciona que “resulta necesario cubrir el cargo de Director del mencionado Organismo” y que Barber “reúne las condiciones exigidas para el desempeño del referido cargo”.
Barber, quien ocupa la subdirección desde 2007, es licenciada en Bibliotecología y Documentación y Doctora en Filosofía y Letras, donde trabajó como directora del Departamento de Bibliotecología y Ciencia de la Información.

Seguir leyendo »


Para la bibliotecología es muy importante la relación con la sociedad pues de lo contrario no podría existir la profesión, destacó la Dra. Estela Morales Campos investigadora del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información de la UNAM, quien comenta que en estos tiempos las tecnologías han favorecido la violación a las leyes que protegen los derechos de autor pero también han apoyado la detección de estas prácticas.

La especialista, quien coordina el Seminario de bibliotecología información y sociedad; El respeto y reconocimiento público a la creatividad y los saberes dijo que desafortunadamente el problema de plagio, no ha dejado libre a ninguna institución educativa, por ello destacó que los bibliotecólogos tienen la obligación de fomentar la educación en la materia ética y legal para que continúe la crítica en el tema, pero que se pueda educar a los usuarios, en el sentido de que los textos están para consultarse y que se pueden utilizar para adquirir el conocimiento, pero siempre y cuando se le de crédito a quien lo investigó o lo plasmó primero que todos.

  Seguir leyendo »


Cuando el profesional trabajo en ámbitos rodeados de niños debe tener conocimientos sobre cómo los niños aprenden a leer, debe acercarse a lo que las neurociencias enseñan para poder armar estrategias de lectura acordes a las posibilidades de cada edad.

En la actualidad hay nuevos actores y escenarios, y las bibliotecas tienen como misión acompañar a los usuarios en su hábitat, compartiendo información, educación y producción de conocimientos.

 


¿Quién se imagina una biblioteca sin el tradicional trabajador que conoce todos los libros, maneja todos los autores, indaga en todos los temas?

El bibliotecario es un profesional de la información que existió desde los inicios de los tiempos, tal como lo leemos en las  novelas o vemos en películas y series. A finales del siglo XIX el bibliotecario pasó a ser imprescindible en espacios donde existe información, porque es quien procesa los documentos, los administra y los recupera.

El bibliotecario acompña al  usuario en su búsqueda de información,  recuperación y en la investigación bibliográfica.

Hoy en día, este profesional también se inserta en diversos espacios que no son propiamente las bibliotecas, aunque ese sea su espacio de trabajo más tradicional. Acompaña e integra equipos interdisciplinarios de investigación en el campo que fuere, genera productos secundarios que remiten a la información.

Gracias a la tecnología todas sus tareas las puede realizar mediante diversos programas que les permiten llegar a más cantidad de usuarios de los que están distanciados geográficamente.

Hoy se ha convertido en un profesional dinámico,  gestor de información, con diversas competencias y  ofreciendo a quienes lo necesiten en tiempo real de manera física o virtual, información que esté procesada y que el bibliotecario reconoce y administra.


Nos preocupa el impacto del mercado de trabajo en el diseño curricular, así como el papel del docente en la formación del profesional de ciencias de la información.

Entendemos que uno de los principales problemas relacionados con la educación bibliotecológica se relaciona con el perfil docente, es decir, como tenemos tantas áreas de trabajo y la formación de un bibliotecólogo no es tan sencilla, sino que de cierta manera involucra más áreas haciéndola interdisciplinaria, esta situación  genera que contemos con diferentes perfiles en los docentes.

Otro problema también preocupante es la falta de reconocimiento de  gran parte de la sociedad al rol que este profesional tiene actualmente en el mercado de trabajo. Aún subsisten viejos mitos de que el bibliotecario solo acomoda libros en un estante y por lo tanto no necesita más que una buena cultura general para desempeñar su puesto. No entienden lo fundamental de materias troncales como catalogación, clasificación, manejo tecnológico y comunicación entre otras que hacen a su hacer diario.

Por eso consideramos que las escuelas de bibliotecología deben trabajar con aquellos encargados de reclutar personal para interiorizarse de las necesidades del mercado laboral actual ya que en estos momentos se demanda profesionales que puedan manejar las redes sociales, organizar virtualmente una colección y otras competencias que los alumnos del área adquieren y los habilitan para trabajar en otros espacios además de las bibliotecas tradicionales.

Creemos que el desafío del nuevo profesional en formación y del graduado es dar a conocer a la sociedad todo su potencial para orientar a un usuario en le manejo de soportes diferentes al impreso como por ejemplo el audiovisual y los digitales

 


Mi viaje

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.