Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 noviembre 2010

Planificación estratégica


Lic. Patricia Allendez Sullivan

El planeamiento es el proceso por el cual se establecen los objetivos y las acciones para lograrlos. Se trata de un proceso racional, su propósito es pronosticar el futuro, establecer objetivos y desarrollar cursos de acción para lograrlos. Reduce la incertidumbre al prevenir con anticipación posibles problemas y al detectar amenazas e identificar oportunidades futuras. Hace que el administrador adopte una posición proactiva en lugar de reaccionar ante situaciones y crisis del momento.

El planeamiento tiene dos aspectos diferentes; el primero se relaciona con juicios de valor que los administradores deben hacer, lo cual se manifiesta en el proceso que lleva a la formulación de la misión y de los objetivos de la biblioteca. Este es el aspecto político. El otro aspecto es técnico y se refiere al empleo de los métodos más apropiados para desarrollar estrategias y asignar los recursos necesarios para el logro de los objetivos. Este aspecto contribuye a la racionalidad y eficiencia de las decisiones adoptadas en la fase política.

El planeamiento es bidireccional en relación con su entorno. Esta condicionado por el mismo y éste, a su vez, es el receptor, el objeto del planeamiento. Este entorno comprende a la comunidad a la que la biblioteca sirve, incluyendo los factores culturales, sociológicos, demográficos y económicos de la misma.

El planeamiento se puede definir como el proceso de preparar un conjunto de decisiones para la acción futura, dirigido al logro de objetivos a través de los medios más apropiados.

Veamos, al ser un proceso es una actividad dinámica y continua que consiste en diferentes pasos y que requiere insumos de recursos y energía; es una actividad que permite estar constantemente alerta a los cambios producidos en el macrosistema y poder así revisar así los planes a medida que nuevas situaciones se produzcan o que se perciban cambios en el futuro. El planeamiento como proceso debe ser definido como un conjunto de decisiones para el accionar futuro, al que se puede llegar tanto a través del planeamiento como a través de otros medios de toma de decisiones.

Un conjunto de decisiones, pero esto no es igual a planeamiento, es decir, el planeamiento es una especie de toma de decisiones, su característica específica a este respecto es que trata con un conjunto de decisiones esto es: una serie interdependiente y secuencial de decisiones sistemáticamente relacionadas. Por otra parte, no siempre una decisión está asociada al planeamiento .Una decisión puede ser tomada sin que haya planeamiento, pero para que haya planeamiento son necesarias las decisiones, y además, que se refieran al futuro.

De decisiones para la acción, el planeamiento se orienta a la acción y a la implementación. Su propósito es el de proveer una contribución positiva a la obtención de los objetivos de la organización.

La posibilidad de implementación se evalúa a través de estudios de viabilidad o factibilidad que pueden enfocarse en los siguientes aspectos:

1. Viabilidad económico financiera: es la relación entre costo y beneficios esperados.
2. Viabilidad técnica: debe tenerse en cuenta las alternativas tecnológicas disponibles, por otra parte, debe haber una relación apropiada entre la viabilidad técnica y laeconómico financiera, es decir, entre la tecnología a emplearse y su costo.
3. Viabilidad estratégica: debe haber coherencia entre los objetivos de la biblioteca y los de la organización a laque pertenece.

El planeamiento es la evaluación de hechos y circunstancias presentes y su relación con suposiciones relativas al futuro, con el propósito de visualizar y formular propuestas de líneas de acción apropiadas para lograr un resultado deseado. La previsión busca anticipar el comportamiento de todas las variables que puedan afectar el accionar de la biblioteca en el futuro.

El proceso de planeamiento no puede operar a menos que haya objetivos bien definidos.Los mal definidos impiden desarrollar estrategias apropiadas para lograr los fines propuestos.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »

Pagemaster


Read Full Post »


Hasta hace tiempo las bases de datos de la biblioteca Virgilio Corsini de la Escuela Dante Aligheri de la provincia de San Juan, se encontraban automatizadas con el Sistema de Gestión bibliotecaria BOOK’S.

El software BOOK’S fue desarrollado por el Instituto de Informática de la Facultad de Exactas (IdeI) y estaba basado en el Formato local LIBRI, complementado con el sistema de inventario desarrollado por Biblioteca Franklin. Por su parte, el Formato LIBRI, diseñado por la Dirección General de Bibliotecas de la Universidad Nacional de San Juan en colaboración con el Instituto de Informática, lleva más de quince años de uso en las bibliotecas de la universidad sanjuanina, en varios establecimientos escolares y ampliamente difundido por CONABIP en las bibliotecas populares a través del software SIGEBI.

El Laboratorio de Bibliotecas Digitales del IdeI, a través del Programa de Extensión Bibliotecas y Nuevas Tecnologías -BiNuTe – fue el encargado del análisis, diseño e implementación de los softwares que permitieron la transferencia de las bases de datos hacia Aguapey. Esto fue posible gracias al desarrollo de las tablas de conversión de LIBRI a MARC21, elaboradas por un equipo de especialistas bibliotecarios y el programador Luis Olguín (trabajo que presentó en noviembre de 2009 en la Biblioteca Nacional) y que sólo hubo que ampliarlas con algunos campos utilizados por Aguapey. Olguín contó que el proceso de migración se concretó en los siguientes pasos:

1. Un control global de la base de datos a migrar, que estuvo a cargo de la bibliotecaria de la escuela, María Eugenia Alba.

2. El volcado de registros de la base LIBRI a un archivo plano para la generación del archivo ISO.

3. El procesamiento del archivo plano utilizando el software MarcEdit, para generar el archivo MARC.

4. La migración.

Alba manifestó que la base cuenta con casi 4000 registros y que tienen proyectado comenzar desde el año 2011 con la implementación de los módulos de préstamos y estadísticas. Reconoció el apoyo permanente de Cristina Coria y Esther Rodríguez, ex profesoras del Instituto Superior de Bibliotecología, durante el proceso de automatización de la biblioteca. En el acto las autoridades de la escuela agradecieron a la Biblioteca Nacional de Maestros por proveerles el software Aguapey y al Instituto de Informática de la Universidad Nacional de San Juan por la celeridad y profesionalismo puesto en la concreción de este anhelo.

Fuente: Diario de Cuyo

Read Full Post »


Leonor Nayar

Cuando comienza una semana nos solemos plantear qué actitudes deberíamos asumir para que todo marche de manera adecuada. Todos sabemos que los espacios de trabajo son lugares en los que nos enfrentamos casi a diario con problemas y conflictos variados. Veamos algunas ideas que podríamos implementar:

Un cambio de actitud: observar a otras personas que resuelven la misma situación desde una óptica diferente.

Solicitar ayuda: ser humilde y entender que a veces necesitamos que otro nos auxilie. En muchas ocasiones, necesitamos que otra persona, que mira el problema desde otra perspectiva nos ayude a solucionarlo. El solicitar ayuda no es un signo de debilidad.

Practicar siempre: las crisis nos enseñan que hay diferentes posibilidades de solucionar una situación, para lograrlo, es necesario practicar diferentes soluciones que nos permitirán alcanzar la meta. Las crisis pueden hacer surgir la creatividad de una persona.

Buscar ejemplos: muchas personas ya han atravesado por alguna situación similar a las que nos aqueja, su ejemplo en cuanto a la resolución del problema, nos puede guiar para alcanzar nuestra propia solución.

Dejar el ego de lado: significa que reconocemos que a veces somos torpes o que no podemos equivocar, pero, que al reconocerlo, podemos rectificar el camino sin sentirnos vulnerables ni heridos. De esa manera podemos continuar con nuestro proyecto.

No esperar implementar fórmulas mágicas: indudablemente si hemos llegado a algún lugar que es poco favorecedor es por qué pusimos algo de nosotros para estar allí. Es bueno reflexionar sobre las situaciones que nos llevaron a un lugar determinado para encontrar el camino del cambio.

Actuar: hay algunas circunstancias que inmovilizan al hombre, en el trabajo surgen problemas que nos superan, sin embargo, esa inmovilidad o inacción provocan la pérdida del terreno y de la autoestima. Siempre que surge un problema o conflicto debemos actuar y si es necesario cambiar el rumbo que habíamos tomado por otro que puede ser más adecuado.

El placer de hacer: no importa que es lo que hagamos en sí, lo cierto es que no podemos dejar de hacer. El hacer es el motor que regula nuestra vida y nos permite equivocarnos, rectificar una situación pero sobre todo, el hacer es lo que nos permite decir que estamos vivos y con muchas ganas y energías de seguir adelante. A veces, al equivocarnos, reflexionamos y nos convertimos en grandes creadores que cambian el destino personal y grupal.

Recuerde, el comenzar una nueva semana nos introduce en una serie de problemáticas, tanto laborales como personales, que nos obligan a tomar alguna decisión. A veces las decisiones son acertadas, pero también puede ocurrir que las mismas no cumplan con las expectativas esperadas, sin embargo, solemos aprender mucho de estas equivocaciones y nos fortalecemos para lograr nuestras metas. Lo que nunca podemos dejar es el hacer continuo, por lo tanto, no permita que un problema o conflicto lo inmovilice.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Lic. Marcelo de la Puente

La Sociedad de la Información es una sociedad de inclusión social, en la que se comparten los recursos, sin embargo, en las bibliotecas públicas argentinas no estamos muy seguros que esto se cumpla.

No negamos que cualquier ciudadano puede ingresar a una biblioteca pública a consultar información, sin embargo, ¿qué es lo qué se puede consultar? Sabemos que la información es un producto descartable que exige reposición inmediata, ya que se produce con rapidez y tiene un alto grado de obsolescencia.

Las bibliotecas públicas nacieron en Estados Unidos con la finalidad de preservar la democracia. En muchos países simbolizan cambios sociales importantes. La biblioteca pública en los países latinoamericanos, y en especial en Argentina, no puede garantizar el libre acceso a la información. Hay demasiada información en la actualidad y la mayoría de ella no se encuentra en nuestras bibliotecas. Nos referimos a las vastas colecciones de publicaciones periódicas científicas, impresas o electrónicas, actas de congresos, conferencias, libros de edición 2009 y 2010 de variada temática.

Nuestras bibliotecas se actualizan pero lentamente, en realidad, almacenan un fondo mayor relacionado con las necesidades de los alumnos de nivel primario y secundario, con poco caudal de información para alumnos universitarios y para investigadores, e incluso para el lector ávido, que solo pretende encontrar literatura recreativa.

La biblioteca pública, dada estas circunstancias, no opera como una herramienta de inclusión social. Todavía no contamos con terminales de PC suficientes con acceso a Internet y a una variada cantidad de material digital, no tenemos estaciones de trabajo para que el usuario pueda venir con su notebook, u otro dispositivo para trabajar en la sala de estudio.

En el momento que logremos consolidar buenas colecciones temáticas, retrospectivas y actualizadas, para que la población pueda consultar, podremos decir que la biblioteca pública cumple con su objetivo principal.

Por otra parte, la biblioteca pública debe liderar los programas de alfabetización informacional, de manera que, integre a aquella población que aún no sabe o tiene poco entrenamiento en el manejo de nuevas tecnologías.

Necesitamos que la biblioteca pública otorgue igualdad de oportunidades a todos los habitantes, tanto a los que se encuentran en los puntos más distantes y extremos de nuestro país, como aquellos que se hallan en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Nos queda esa asignatura pendiente, de que todas las bibliotecas públicas estén lo suficientemente equipadas como para que los usuarios puedan obtener los máximos beneficios de su uso.

Además, tenemos que lograr que los profesionales de la información se sientan orgullosos de trabajar en ellas, y que sobre todo, aporten buenas ideas para que las mismas cada vez funcionen mejor, brindando servicios variados a una población tan heterogénea como lo es la población argentina.

Fuente: Consultora de Ciencia de la Información

Read Full Post »


Vamos a comenzar con una serie de cambios, esto implica nuevas formas de trabajar y de relacionarnos. Esto significa que todos tendremos que poner algo de nuestra parte para continuar en la estructura y también, supone, que los cambios se implementan por qué de no hacerse la institución se condena a desaparecer.

La palabra cambio es la protagonista de nuestra época. Todo cambia con rapidez, las tecnologías nos obligan a cambiar diariamente. ¿Por qué las Unidades de Información deben estar abiertas al cambio? La respuesta es muy obvia, ya que toda biblioteca basa su organización en su capacidad de dar respuesta inmediata a las demandas de sus usuarios.

El cambio es una realidad que afecta a todas las instituciones. Muchos opinan que lo único sólido a lo que nos podemos aferrar, es a la certeza de que cualquier cosa que pasa hoy, es más que probable que cambie el lunes por la mañana.

Sin argumentos que nos permiten escapar a esta situación, nos debemos centrar en cómo estos cambios y transformaciones que se producen en las Unidades de Información, afectan a las personas, que en definitiva, son los que llevan a cabo estos cambios.

Si bien todos sabemos que el recurso humano es un factor clave, no suele haber un esfuerzo para preparar a las personas para enfrentar nuevos escenarios y situaciones desconocidas. Si bien la capacitación cumple un rol importante, no es suficiente. Es necesario estar consciente que los cambios atemorizan al ser humano, ya que está en juego su estabilidad, y aunque pueden representar algo positivo en su vida, siempre se los vivencia como una amenaza.

Es difícil dejar atrás todo lo que se conoce y plantearse premisas del estilo aprender a aprender, aprender a innovar, aprender a desaprender y a volver a prender, etc., en especial si no se comparten los objetivos y el sentido que tiene todo ese proceso.

Los cambios no se pueden implementar por decreto, pero sí se puede transformar el caos del cambio en un proceso de aprendizaje permanente, tan importante en las bibliotecas, ya que están siempre a la merced de los cambios y de nuevos aprendizajes.

Por eso, es importante trabajar con el personal para que comprendan que no todos los cambios son malos y que siempre se puede aprender cosas nuevas que se aplican en diferentes situaciones, incluso en nuestra vida diaria.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Leonor Nayar

En los últimos tiempos, buscar empleo es toda una profesión, muy costosa, teniendo en cuenta la cantidad de postulantes por cada empleo que aparece publicitado.

A pesar de ello, el cometer errores en el momento de buscar empleo es muy común. Es importante, entonces, conocer que errores se pueden cometer y como evitarlos.

Muchas personas comienzan su búsqueda sin tener en cuenta su formación. Es así como se postulan a puestos para los que aún no están preparados y además, no tienen experiencia para pretender aplicar a ellos. Lo que debe hacer el postulante es preguntarse si realmente tiene la capacitación necesaria para presentarse. Nuestro mercado laboral no es muy grande y una equivocación no sólo nos cierra las puertas de ese trabajo, sino que puede cerrarnos las puertas de futuros trabajos, ya que los reclutadores suelen contactarse entre sí, para obtener referencias adicionales a las que el mismo candidato suministra.

Es importante, desde el momento en que el postulante comienza a estudiar, el planificar la carrera. ¿Cuál es su meta? Mucha gente solo busca salir de la situación de desempleo, sin embargo, este plan a mediano plazo lleva al fracaso. Se busca un empleo con rapidez, sin tener en cuenta que, a veces, lo elegido, quizá, no es lo adecuado. Esa falta de planificación se convierte a mediano y largo plazo en un error que probablemente lo llevará a renunciar. Planificar la búsqueda y pensar en un plan de carrera a mediano y largo plazo implica saber que formación debo adquirir, además, de la que ya ha logrado, le asegurará el éxito en la búsqueda de empleo y la continuidad en el mismo cuando ya esté trabajando.

Es necesario hacer un autoanálisis, saber quiénes somos, de conocer nuestras debilidades y fortalezas, y prepararnos, así, para enfrentar el mundo laboral con mejores herramientas de acción.

Por otra parte, no hay que limitarse a buscar avisos en los diarios del domingo, mirar las ofertas de algún portal de empleo o las que aparecen en las listas de bibliotecarios. Hay que tener a mano una estrategia de búsqueda, adaptase al entorno, a los cambios, a lo que nos rodea.

Recuerde, es muy fácil echarle la culpa a otro de nuestro fracaso al buscar empleo, pero en realidad, muchas veces, la culpa es nuestra por no conocernos a nosotros mismos y por desconocer las exigencias del mercado.

Empiece nuevamente su búsqueda, conociéndose previamente a sí mismo.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »

Older Posts »