Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2012


Fernando Báez lleva años siguiéndole la pista al patrimonio cultural de la humanidad y el acceso al conocimiento. Cuenta que sus motivos quizás tengan que ver con enfrentarse a la biblioteca de San Félix, el pueblo de su niñez en la Guayana de Venezuela, inundada por el río Caroní, uno de los afluentes del Orinoco.

Fernando es bibliotecólogo, poeta, ensayista y novelista venezolano. Además es Licenciado en Educación, Doctor en Bibliotecología y reconocido por sus trabajos sobre la destrucción de libros y recientemente por su investigación sobre los destrozos que la invasión de Irak de 2003 en el patrimonio, temas que ha compartido en ‘Historia de la Destrucción de Libros’, ‘La destrucción cultural de Irak’ y ‘El saqueo cultural de América Latina’.

Quisimos saber su opinión sobre las virtuales restricciones al compartir archivos a través de legislaciones que penalizan la descarga de archivos. Todo desde una perspectiva histórica.

En su calidad de autor ¿cómo ve usted el tema del libro flujo de contenidos en Internet de manera que respete el trabajo, muchas veces de años, de los autores, así como también un conocimiento compartido por la humanidad?

– Como cualquier profesional, el autor (al igual que el médico, el comunicador social, el obrero, el profesor), es sujeto de derechos y deberes. En mi caso, tengo un compromiso social, defiendo un socialismo utópico que no le hubiera gustado a Friedrich Engels, pero yo no tuve la ventaja como él de ser hijo de un industrial; yo no ejerzo el comunismo de salón, no me interesa poner una franquicia de izquierda con todo y oficinas en la sede de algún gobierno (y cuando lo he intentado ha salido mal por eso mismo); la izquierda la aprendí en la calle, no sin dificultades propias a los prejuicios de una generación fragmentada. He tenido una vida dura, y he trabajado durante años desde que tengo memoria, he sido corrector, vendedor de enciclopedias, librero, fui director de un diario de provincia que quebró a los meses, y me gusta el mundo del libro y de la prensa. Siento que si me pagan por escribir un libro es lo máximo, me siento contento porque puedo ayudar a la educación de mi hijo, comprar libros, viajar por destinos exóticos a donde sólo van los viajeros y no los turistas, ayudar a los amigos, compartir. Los escritores somos seres humanos, y es natural que como parte de un gremio pida simplemente que no nos dejen por fuera del debate y nos permitan vivir decentemente.

Desde una perspectiva histórica ¿qué ha pasado cuando los poderes inventan legislaciones que impiden el libre flujo del conocimiento?

– No ha pasado nada que no estuviera pasando. Bastaría advertir, en cualquier caso, que nunca ha habido un libre flujo del conocimiento: siempre ha sido una cuota del poder, los primeros archivos de la humanidad estaban destinados al control religioso y a la reivindicación de la propiedad en Mesopotamia y en Egipto. Los primeros escribas fueron sacerdotes dedicados a la administración de los bienes del templo, luego los escribas fueron esclavos de grandes monarcas, en la Edad Media y el Renacimiento eran monjes de nuevo, luego editores esclavizados por acreedores (no olvidemos que Gutenberg fue embargado y murió lleno de deudas). Después pasaron a ser talentos al servicio de mecenas religiosos o militares en los siglos XV hasta el siglo XIX, luego amanuenses de las corporaciones y universidades en el siglo XX y XXI y muy pocos (poquísimos) lograron romper esa cadena y expresar una información que pudiera realmente llamarse libre en 5.500 años de escritura. Desde el siglo XVI, el conocimiento es además un producto, en el capitalismo cognitivo la noción de mercado apunta hacia la apropiación del conocimiento como valor de utilidad ambiguo negociable; sin embargo, Internet no estaba en la mente de Karl Marx ni de Adam Smith y supone retos de pensamiento sobre la marcha. Me alegra que en la sociedad tengamos este debate y recomiendo no prestar atención al ruido sino a las propuestas concretas en términos prácticos.

¿Como ve usted las posibilidades que permite internet, como hoy la conocemos, respecto al libro flujo de conocimiento a través del dominio público de los contenidos?

– Es una transición en los medios de transmisión del conocimiento. Hay que tomarlo en cuenta porque a medida que crece el número de usuarios, que actualmente es de 2 mil millones de personas en su mayoría jóvenes, podríamos ver cómo se acelera, por una parte, la demagogia, y por otra, el intento de crear latifundios de datos. En un mundo en crisis como el que vivimos, es singular que se crea que Internet es un mundo aparte de lo humano: la verdad es que no deja de reflejar tensas situaciones colectivas. Hay muchas tendencias, muchos intereses, y en medio de todo una guerra cultural de consignas, propagandas, intentos de manipulación de datos, esfuerzos por establecer monopolios, debates sobre los objetivos de un proyecto que apenas tiene 40 años, muy poco tiempo para sacar conclusiones.

Además el ciberespacio es una tecnología que tiene un origen de uso militar…

– Sí, el año en que el hombre llegaba a la luna, en 1969, la Universidad de Los Ángeles de California (UCLA), el Instituto de Investigación de Stanford en San Francisco y el Pentágono crearon ARPANET, que es el origen de Internet, de modo que ante esta coordinación académica y militar no se puede ser inocente ni tampoco superficial. Hay grandes ventajas y grandes peligros, lo que ya se dijo cuando fue creada la televisión y los video juegos. Se ha naturalizado tanto que parece normal, pero es sorprendente su penetración y sus alcances. Internet crea adicción porque simplemente es alucinante.

¿Ve algún riesgo?

– Veo 2 grandes riesgos: el primero es la configuración de monopolios corporativos de núcleo duro que controlen la dirección de la información, ante un usuario consumidor. Lo otro es el control estatal que anuncie el libre acceso de los contenidos, siempre y cuando no le afecten sus intereses. Una situación curiosa que me llama la atención: los chinos, con todo y sus excelente dispositivos de seguridad y confiados además en el esfuerzo de la transferencia tecnológica, han sido transculturados por completo y por eso hay niveles de preocupación dado que han captado la esencia de la guerra cultural, que no querían estudiar porque una generación entera de analistas no entendía lo que estaba y sigue pasando. Los chinos son astutos, pero ahora están atrapados en la maquinaria de la globalización.

El cierre de Megaupload significó la pérdida de millones de contenidos de información (y no solo con derechos de autor, sino que también mucha gente subía contenidos para compartir en dicho portal)

– Estoy seguro de que el cierre de Megaupload se debió a una lucha con un competidor de suministro de contenidos más que una acción policial organizada. Yo me dedico a investigar y no a especular sobre estos temas. Son luchas entre bandas de lobos disfrazados de ovejas que quieren tomar el control del tráfico ilícito de datos, de extrema relevancia en las décadas que vienen para el dominio y la ingeniería de penetración cultural que opera: unos y otros se acusan entre sí para sacar de en medio a los rivales y a las policías corruptas del mundo les viene muy bien esta sensación popular de combate a lo que llaman piratería. No es simple piratería, un término banal, porque quienes acusan a los piratas informáticos son generalmente corporaciones inescrupulosas que corrompen estados para consolidar su monopolio de ventas y explotación de productos; quienes atacan a los piratas informáticos se mueren por contratarlos a su servicio; quienes combaten a los llamados piratas son operadores que cobran por datos utilizados; quienes acusan a los piratas son policías desmanteladas y fragmentadas que no vacilan en participar en escuchas ilegales o proteger a criminales a cambio de dinero.

Hay quienes han llegado a comparar dicho cierre con la destrucción de las bibliotecas o las quemas de libros.

– Esto es algo que va más allá: Megaupload ha destapado, como lo hizo Wikileaks, el inmenso tráfico ilícito de datos vigente, un negocio lucrativo que no tiene nada que ver con el encomiable deseo que tenemos muchos de socializar las fuentes del conocimiento y democratizar los contenidos para favorecer la investigación. La corrupción ha llegado a todas partes, y el cierre de Megaupload es casi como regar el desierto del Sahara con un gotero: sus competidores tienen respaldos que venderán y multiplicarán sus ofertas porque hay demanda. De modo que no es comparable a la quema de libros: hace poco se destruyó casi toda la Biblioteca de la Academia de Ciencias de Egipto y no había ningún respaldo, en medio de un silencio cómplice sobre sus responsables.

Fuente: El Ciudadano

Anuncios

Read Full Post »


Lic. Marcelo de la Puente

El rol tradicional del bibliotecario es el de ser un intermediario entre las fuentes de información y el usuario.

Se supone que el bibliotecario del futuro, ese futuro que hoy ya está aquí debe ser imaginativo, curioso, innovador, experto en nuevas tecnologías, amante de los desafíos.

El futuro se puede imagina pero la predicción que podemos hacer siempre tendrá un margen de error.

El profesional para desempeñarse en este nuevo escenario que poco a poco se empieza a perfilar deberá tener una sólida formación tecnológica y económica, con una amplia cultura general. Además, deberá adaptarse a trabajar en un mercado laboral cambiante e inconstante, caracterizado por el cambio permanente.

Tendrá que adecuar su Unidad de Información a la comunidad a la que presta servicio, para ello, tendrá que tener en cuenta las demandas de su usuario, sus necesidades y exigencias.

Este profesional tiene que convertirse en un buen administrador, son tan variadas las fuentes en el mercado y a la vez tan caras que es necesario cuidar el dinero, rentabilizar los servicios y hacer un buen análisis de costos – beneficios.

Tendrá que responsabilizarse del derecho de acceso a la información, teniendo en cuenta que la información es un recurso natural, vital para el desarrollo económico y científico y esencial para que las personas puedan comunicarse y desarrollarse socialmente, tal como lo estableció la Conferencia de la UNESCO de 1974.

No obstante, este nuevo bibliotecario tendrá que tener en cuenta que la tecnología es una herramienta que le permitirá optimizar su trabajo, y que tendrá que dominarla, no considerarla como el centro de todos los servicios que brinda. Muchas veces, la tecnología puede dejar de funcionar ya que los sistemas pueden sufrir fallas y el profesional debe estar preparado para brindar un servicio adecuado en estos casos y no interrumpir el servicio.

El bibliotecario del futuro deberá estar a la altura de la biblioteca del futuro. Ésta será una biblioteca sin paredes, abierta las 24 horas, con un servicio eficiente, práctico, instantáneo.

¿Cuál será el futuro de los profesionales y de las bibliotecas? Creemos que todo pasará por los servicios online que permitirán al profesional interactuar con su usuario a través de alguna plataforma de comunicación, con audio y video que agilizan la interacción con el usuario permitiéndole hacer demostraciones de búsqueda (formación de usuarios), logrando que éste adquiera confianza en el manejo de las fuentes digitales.

Hablar del futuro de la profesión es hablar prácticamente del presente, ya que en este presente estamos construyendo el futuro. Sin embargo, para que este futuro sea fructífero para el futuro bibliotecario, es necesario replantear los programas de estudio para que el profesional cuente con los conocimientos necesarios, que le darán la posibilidad de desarrollarse como un profesional exitoso.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Es bueno entrenar nuestra mente diariamente. Todo directivo debe enfrentar situaciones problemáticas que ameritan una toma de decisiones. Por eso, es bueno, autoimponerse una cuota de ideas para tener en cuenta al resolver los distintos problemas que se le puedan presentar durante su gestión. Una cuota diaria de ideas, por ejemplo cinco o seis ideas diarias durante una semana. Las primeras cinco serán las más duras de encontrar, pero a medida que nuestra mente se autodisciplina, estas cinco primeras permitirán que surjan las siguientes. Cuantas más ideas surjan, hay una mayor posibilidad de que alguna de ellas resulte exitosa. Fijar una cuota de ideas nos lleva a generar ideas y alternativas en vez de esperar que algo resulte.

Es bueno prestar atención a lo que nos rodea. Por lo general, diariamente, recibimos una gran caudal de información proveniente de fuentes variadas del entorno, pero no solemos prestarle atención. No nos detenemos a ver y a analizar dicha información, lo que a veces nos lleva a tomar decisiones poco acertadas.

Muchas veces nos dejamos llevar por la rutina. Es bueno, entonces, hacer cosas diferentes: tomar un camino diferente para llegar al trabajo o a casa, escuchar una emisora radial diferente, leer otro periódico, hacer nuevos amigos, cambiar la orientación de nuestro escritorio, etc. Cambiar nuestra rutina nos permite sentirnos vivos, con objetivos nuevos y diferentes cada día, pero sobre todo, nos permite ser innovadores y ver al mundo con otra perspectiva.

Las personas creativas son aquellas que aprovechas todas las lecturas que han hecho a lo largo de su vida, las que les ha permitido adquirir conocimientos e ideas varias.

Por otra parte, resulta altamente beneficioso mantener un archivo con ideas o detonadores de ideas, aquellas que no hemos podido implementar hoy, quizá mañana resulten interesantes. Cuando necesitamos ideas y la inspiración no acude a nosotros, podremos recurrir a nuestro archivo y buscar allí la idea que necesitamos o a partir de las que hemos archivado, o a partir de alguna de ellas diseñar una nueva.

Cuando un problema nos parece sin solución, lo mejor es salir un rato, distraernos, en esa salida empezaremos a relacionar todo aquello que vemos y escuchamos con nuestro problema, abriendo nuestra mente hacia una solución.

Hay muchas otras cosas que podemos hacer para entrenar nuestra mente, esas ideas podemos guardarlas en nuestro archivo de ideas y utilizarlas en el momento adecuado.

Entrenar la mente es como caminar por algún lugar en el que no existe un camino, pero que al transitarlo varias veces provoca que el mismo aparezca. Si bien es probable que al principio no tengamos ideas, ejercitando la mente las sugerencias e ideas llegarán.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »

SOPA


SOPA (Stop Online Piracy Act) es la nueva ley que el Congreso de Estados Unidos quiere emplear para terminar con la piratería online, y que en estos momentos está suscitando grandes controversias en el sector de Internet ya que muchos consideran que afecta la libertad en la Red.

Muchas empresas competidoras de Internet se han puesto de acuerdo en luchar contra esta posible ley, tal es el temor que la misma ha provocado en este ambiente. Así encontramos competidores como Google, Yahoo, AOL, Facebook, Twitter, sin olvidar a Wikipedia, Amazon o Paypal que se oponen a la misma.

Por el momento su aprobación fue aplazado, pero se considera que su aplicación será muy intrusiva y las medidas punitivas aplicadas a cualquier sospechoso del Departamento de Justicia Norteamericano serán muy contundentes.

Al aplicarse esta ley se aplicarán medidas expeditivas a los sitios donde se comparta material con derechos de autor sin autorización. por lo tanto, sitios como YouTube serán penalizados por los contenidos que suban sus usuarios, al igual que Google o Facebook, e incluso Amazon, ya que la venta de libros puede considerarse como un comercio ilegal. Ahora, lo que los usuarios de estos y otros sitios similares deberán replantearse es si deseamos tener un mundo sin estos sitios. Por ejemplo, ¿dónde vamos a adquirir libros académicos o de otro género desde Argentina si Amazon deja de funcionar?

Los defensores de SOPA dicen que no van en contra de estas empresas. La finalidad de SOPA es terminar de raíz con cualquier tipo de acto de piratería digital. no obstante, muchos lo ven con un freno en la economía digital de consecuencias imprevisibles, más teniendo en cuenta que invertir en la Red, para muchas empresas generará una gran inseguridad jurídica.

Hay muchas empresas que apoyan esta ley como Sony, Apple, Nintendo, entre otras, pero la mayoría con posterioridad se retractaron, debida a las fuertes críticas y reacciones en su contra por parte de sus clientes.

Las empresas ubicadas en Silicon Valley aseguran que la ley SOPA invade la privacidad de los usuarios.

Todavía habrá que esperar que ocurre y si finalmente es aprobada o desestimada, no obstante, la Red ya no será la misma ya que muchas empresas y usuarios ahora sienten gran desconfianza.

Read Full Post »


Lic. Leonor Nayar

Podemos decir que un libro es una obra impresa, manuscrita o pintada en una serie de hojas de pergamino, vitela, papel u otro tipo de material, encuadernadas y protegidas con tapas también llamadas cubiertas.

Por lo tanto, el libro antiguo es el resultado de una serie de procesos completamente manuales o artesanales tanto en la composición como en la tirada. Dicho material constituye una herencia cultural compartida por toda la sociedad, con valor histórico, estético y de conocimiento.

Los libros antiguos de Irlanda son unos de los más importantes del mundo, pero con la excepción del libro de Kells, se sabe muy poco sobre ellos. Se trata de una serie de manuscritos que han sobrevivido a través de los siglos. Entre los manuscritos más importantes se encuentra El Cathach del siglo VI, el libro irlandés más antiguo conocido actualmente y que describe la batalla librada por los ejércitos de O’Donnell de Ulster.

No obstante, en Irlanda hay muchos testimonios de libros antiguos, como el Libro de la Vaca de Dun y Lebar Laigen o el Libro de Leinster. Estos dos libros son una copia de manuscritos más antiguos, o sea, no son los originales. Existen muchos otros libros que fueron copiados después del 1100.

Entre estos libros antiguos encontramos diversos géneros como poesías, cuentos, biografías, genealogías, crónicas, historia, etc.

Uno de los más antiguos es el Libro de la Vaca Dun, que podemos consultarlo en la Real Academia Irlandesa. Se entiende, cuando hablamos del más antiguo, que fue transcripto en una época anterior a otro libro. Este libro fue escrito por Mailmuri Mac Kelleher, un escriba que murió en el año 1106. En este libro el escriba indica que fue copiado de libros antiguos. Su antigüedad queda garantizada por la necesidad del escriba de explicar palabras y frasea antiguas. Este libro se compone de 134 páginas.

Otro libro que le sigue en antigüedad es el Libro de Laigen o de Leinster, que se encuentra en el Trinity College de Dublin, escrito en el 1160 por Finn Mac Gorman, Obispo de Kildare y por Aed Mac Criffan, tutor de Mac Dermot Murrogh, Rey de Leinster.

Podemos afirmar que actualmente los libros irlandeses antiguos, que hasta hoy se conservan, contienen las siguientes materias:

Escritos eclesiásticos y religiosos.
Anales, historia, genealogía.
Cuentos, novelas históricas y románticas.
Derecho, medicina y ciencia.
Traducciones o versiones de otras obras cuyo idioma original fue el latín, griego, francés, etc.

Para todo aquel que esté interesado en conocer más sobre este tema, los invitamos a leer el libro “Los antiguos libros de Irlanda” de Michael Slavin.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

En estos momentos muchos profesionales están buscando trabajo. Algunos para complementar el sueldo que ya perciben en algún otro trabajo, por que han perdido su trabajo o tenían un trabajo temporal. Cualquiera que esté transitando por una situación semejante, sabe lo duro que puede ser el camino hacia un buen empleo.

En Argentina, aún no sentimos tanto los estragos de la crisis económica mundial e incluso, estamos acostumbrados a sobrevivir en tiempos de crisis ya que somos líderes en pasar crisis de todo tipo, no obstante, la situación en el plano laboral es crítica tanto para los profesionales menos calificados como para aquellos candidatos que tienen perfiles de alta aptitud, buena formación y años de experiencia laboral exitosa.

Simplemente, hoy en día, el empleo que todos buscan, desean y necesitan es el más demandado en el mercado laboral.

Tenemos que tener en cuenta que las ofertas son escasas y la competencia resulta muy dura, eso complejiza la dificultad de encontrar una buena oferta adecuada al perfil del candidato. Quizá, haya que replantearse si se debería adecuar el perfil a la oferta del mercado a que las ofertas se adecuen a los perfiles de los candidatos.

En muchos portales se pueden encontrar cientos de consejos y recomendaciones para hallar un trabajo ideal, sin embargo, muchos de ellos no resultan ser eficaces.

Es necesario que los profesionales comiencen a entender que a veces los trabajos tradicionales en esta profesión están casi agotados. Aquellos que hoy tienen trabajo no están dispuestos a arriesgarse, como en otras épocas, a renunciar para comenzar una búsqueda laboral. Los profesionales renuncian si tienen asegurado un trabajo más interesante y mejor remunerado.

Por otra parte, es bueno decirlo, la cantidad de puestos disponibles en el mercado laboral argentino para este profesional es reducida, no se trata de una profesión tan requerida, por lo tanto, creemos que los profesionales podrían aceptar puestos de trabajos no tradicionales pero relacionados con su práctica laboral.

La mejor manera de buscar empleos cualificados es hacerlo a través de portales de empleos especializados y redes sociales que relacionan las empresas con profesionales cualificados que buscan un puesto de trabajo de calidad.

La búsqueda especializada ahorra tiempo a los candidatos altamente calificados, además de ofrecerles mejores resultados a la hora de encontrar un puesto de trabajo ajustado a su perfil.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »

El coach


Lic. Patricia Allendez Sullivan

El futuro de las Unidades de Información depende del aumento de la capacidad y competencia de los profesionales que se desempeñan en ellas.

En un proceso de coaching siempre afloran subjetividades relacionadas con lo que se siente, el lugar desde dónde un individuo se expresa, la forma en que se ve el mundo. Éstos son los conceptos que se trabajan de manera continua.

La esencia del coaching es la ayudar de a un individuo a alcanzar sus metas. Se trata de un proceso de acompañamiento similar al de un entrenador deportivo que trabaja a la par del jugador, observando su juego, escuchando, acordando metas e implementando acciones de mejora.

Por lo tanto, la oferta de coaching en una Biblioteca debe centrarse en los beneficios percibidos por los profesionales que se desempeñan en el lugar, que se transferirán a los empleados.

Podemos decir, entonces, que el coaching consiste en una ruta eficaz hacia la mejora y la realización personal.

El ejercicio de coaching brinda un pensamiento estructurado y respaldado, de modo que los empleados podrán definir lo que realmente quieren y como podrían lograrlo de una manera realista, y por consiguiente, ampliar sus opciones frente a cualquier situación.

El coach tiene en cuenta varias estrategias de aprendizaje, siendo las fundamentales: enseñar, orientar y ser orientado. Además de tener buenas dotes comunicativas y de constituir relaciones, es casi imposible orientar a otra persona sin tener la oportunidad de reflexionar sobre la propia situación personal. El proyecto de coaching revela que somos parecidos los unos con los otros de tal manera que el coach al interactuar con los profesionales de la biblioteca mientras piensan en sus situaciones personales, provocará automáticamente que el coah procese sus propias percepciones.

Si el coach adopta el papel de superior durante el proceso de coaching , entonces la relación que se construya con el personal no empezará y terminará en los confines de la sesión de orientación. El resto de interacciones que se produzcan serán más abiertas y expansivas. La relación correcta permite que los empleados se sientan más seguros y relajados y, en consecuencia, más dispuestos a investigar áreas de su rendimiento que de otro modo podrían haber preferido mantener en secreto o ignorado. La comunicación diaria mejorará y la lealtad y la confianza se irán fortaleciendo.

Un buen coach ayuda a los individuos a encontrar por ellos mismos las respuestas a todas las preguntas que los inquietan e interfieren en su trabajo, ya que si estos identifican formas mediante las que pueden avanzar en base a sus virtudes y mejorar por ellos mismos sus puntos débiles, estarán en posesión del cambio que es necesario. De este modo es mucho más probable que se ciñan a ese cambio y lo hagan posible.

El coach de la Unidad de Información puede ser un empleado, un jefe de sector, el Director de la Biblioteca o una persona externa del lugar. Como sea, siempre debe lograr obtener la confianza de las personas que le cuentan sus problemas.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »

Older Posts »