Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 abril 2011


Equipo de CCINFO

Muchas veces los colegas, según el ámbito en que desarrollan su tarea profesional, se encuentran fuera de su casa casi todo el día. O tienen que dirigirse de uno a otro trabajo. A veces los colegas se dedican a la docencia y pasan varias horas dentro y fuera de su casa trabajando en la preparación de sus clases, en la corrección de trabajos de sus alumnos.

Cuando estamos todo el día fuera de casa, debemos buscar un momento para poder comer de manera saludable, y a veces este acto tan simple no resulta sencillo. Así comienza el denominado desorden alimenticio, que resulta muy frecuente entre los bibliotecarios.

Muchos profesionales trabajan varias horas diarias ya que cumplen una jornada extensa al tener más de un empleo. Es difícil, teniendo en cuenta esta circunstancia comer de manera sana, ya que el tiempo de que cuentan es muy breve, por lo que normalmente el almuerzo consiste en un sándwiches.

El sedentarismo, el comer rápido, los malos hábitos llevan a la obesidad, lo que suele ser muy difícil de revertir y a su vez, producen muchas enfermedades relacionadas, que incluso pueden provocar la muerte.

Un poco más de las horas que permanecemos despiertos durante cada jornada la transcurrimos en el trabajo, por lo tanto, es difícil crear el hábito de consumo de frutas y verduras, así como realizar actividad física.

Las comidas rápidas, la ingesta de café, té, gaseosas, algunos dulces, así como el sedentarismo de la tarea que realizamos nos llevan al aumento de peso constante.

Generalmente tenemos poco tiempo disponible para almorzar, por ese motivo, consumimos comidas rápidas como sándwiches, tartas, etc. acompañados de café, gaseosas o agua mineral. Además, nuestro ritmo de vida y la forma en que viajamos todos los días nos quitan la ganas de cocinar comida que podamos colocar en un taper para llevárnosla al día siguiente.

Indudablemente, el resto del día consumimos mucha cafeína. A veces endulzada con azúcar, o con algún edulcorante, o simplemente solo. Las comidas rápidas, las infusiones acompañadas por alguna galletita dulce o de agua nos permiten evitar la sensación de hambre y continuar con rapidez con nuestras funciones. Sin embargo, no consideramos, ni nuestros empleadores tampoco, el daño continuo que estamos sufriendo, llegando, en la generalidad de los casos al sobrepeso y obesidad; lo que más allá de un aspecto estético llega a provocar problemas cardíacos, presión, disfunción alimentaria, etc.

Si desarrollamos nuestra actividad en una biblioteca departamentalizada o si la biblioteca no es muy grande pero forma parte de una institución extensa, cuando queremos comunicarnos internamente con algún miembro de la institución optamos por hacerlo a través del mail o del teléfono, no se nos ocurre reunirnos con esa persona en alguna oficina. Las tecnologías, por lo tanto, tampoco contribuyen a la ejercitación física, lo que lleva a la acumulación de gran cantidad de calorías diarias que terminan perjudicando la salud de los individuos.

El trabajo y las condiciones de trabajo también provocan el saltear comidas por lo que solemos comer mucho más durante la cena, acumulando así calorías que no podemos quemar ya que la hora avanza, estamos cansados y simplemente queremos dormir.

Tenemos que hacer un esfuerzo para no saltear comidas y alcanzar una alimentación óptima; emplear parte de nuestro horario de almuerzo en realizar una actividad física como por ejemplo caminar, ya que las caminatas son una buena actividad física integral.

Las instituciones pueden colaborar para que sus empleados eviten el flagelo de la obesidad, por medio de una alimentación adecuada y actividad física. Desde el punto de vista de la rentabilidad ocupándose de este tema evitan que sus empleados se enfermen, no puedan debido a su enfermedad cumplir con sus funciones. Por lo tanto, cuidar al empleado, a su salud, su calidad de vida es una forma adecuada de cuidar un bien intangible invalorable para una institución.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Lic. Leonor Nayar

Las bibliotecas y museos son, entre otras, son instituciones que deben preservar la seguridad y el acceso de los materiales que custodian.

La preservación es vital en la misión de cualquier institución cultural y la planificación de la preservación debe ser parte de un plan estratégico global.

Planificar para la preservación de un bien cultural constituye un proceso mediante el cual se diagnostica la necesidad del cuidado general y específica de las colecciones, estableciendo prioridades e identificando los recursos necesarios para llevar a cabo las acciones correspondientes.

Por medio de la planificación se establecen programas de preservación, y se asignan los recursos necesarios para llevarlo a cabo.

Los programas de preservación deben presentarse por escrito y tienen que tener un alcance amplio; se trata de un documento trascendental en el que se proyecta un curso de acción que satisfaga las necesidades de preservación de las colecciones de una institución.

Proporciona los lineamientos para alcanzar las metas y prioridades establecidas tras la etapa de diagnóstico, ayuda a mantener de manera coherente el plan de preservación, registra la preservación presente y pasada y configura los pasos óptimos de la gestión correspondiente a dicho plan.

El plan de preservación debe tener en cuenta las restantes actividades que se realizan en la Unidad de Información, así como debe encuadrarse en la política, misión, visión de la Biblioteca.

Primeramente debe realizarse un estudio de la evaluación de la necesidad que debe contemplar las políticas, prácticas y condiciones que afectan la preservación de todas las colecciones. Tiene que contemplar el estado de todas las colecciones que alberga la biblioteca y los aspectos que se deben mejorar. Debe tener en cuenta las condiciones generales del edificio, la humedad y temperatura, así como la posibilidad de su modificación de ser necesaria y sobre todo, tiene que saber con que recursos se puede contar para poder diseñar un plan que pueda llevarse a cabo.

El diseño de un buen programa de preservación está destinado a asignar a los recursos humanos disponibles actividades y funciones que lleven a cabo para conseguir el objetivo general que es mantener de manera óptima la colección.

Todo programa de preservación debe tener en cuenta la preservación preventiva que se centra en prevenir la degradación de las colecciones y la reparación que se encarga de corregir el deterioro causado por agentes físicos o químicos.

Todo proceso de planificación de preservación debe tener en cuenta ambos componentes ya que ambos frecuentemente dañan a todas las colecciones de una Unidad de Información.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Al fin llegó el momento tan ansiado, la graduación. Ahora comienza un nuevo período en el que hay que empezar a pensar a buscar un trabajo efectivo. Quizá ya tuvimos la oportunidad de trabajar en alguna Unidad de Información como pasante, pero ahora debemos buscar un trabajo como profesionales. En estos momentos, se entremezclan las emociones, la alegría de haber conseguido el objetivo propuesto, o sea, haber conseguido terminar la carrera y por otra parte el miedo o incertidumbre por el futuro. ¿Cómo será? Todo aquello que planeamos ¿se hará realidad?

Estas emociones pueden ayudarnos a “despegar” y proyectarnos en el mercado laboral o a inmovilizarnos, de tal manera que en el momento de enfrentar una entrevista pueden obstaculizarnos para demostrar lo valiosos que somos.

Es normal sentir angustia provocada por el futuro, lo que pueda ocurrir, el temor al fracaso, así como la presión social y económica para encontrar con rapidez un empleo. Todos hemos pasado por este trance, incluso varias veces, ya que, quizá, hemos perdido nuestro trabajo. Una entrevista, no es más ni menos que una evaluación rápida y muchas veces dolorosa, en la que nos sentimos expuestos, en la que se juzga nuestra formación, conocimientos, aptitudes, etc. Se trata de una evaluación crítica, muchas veces subjetiva por parte de una o más personas, en un momento en que competimos con otros candidatos que tienen fortalezas y debilidades diferentes a las nuestras, pero todos con el mismo objetivo: alcanzar el puesto para el que se ha aplicado.

Antes de comenzar la búsqueda de trabajo es bueno que nos detengamos a reflexionar y efectuemos un FODA personal: ¿cuáles son nuestras fortalezas?, ¿qué competencias nos distinguen de otros candidatos?, ¿cómo podemos convertir nuestras debilidades en fortalezas potenciales?

Indudablemente, la búsqueda de trabajo puede insumir varios meses e incluso un año; esto no supone que debamos desesperarnos ni bajar los brazos. Es importante tener en mente que el llegar a una entrevista, el reclutador seguramente se interese por conocer como manejamos en situaciones bajo presión, ¿nos ponemos ansiosos, agresivos, molestos, decepcionados?; es importante pasar esta prueba ya que en todas las Unidades de Información, hay momentos de tensión entre compañeros de trabajo, con los usuarios, con las autoridades, y tenemos que saber resolverlos de una manera adecuada.

Veamos, entonces, una serie de actitudes positivas a tener en cuenta en el momento de comenzar la búsqueda y enfrentarnos a una entrevista:

Tenemos que tener siempre en claro quiénes somos, lo que sabemos hacer, la experiencia que acreditamos, nuestra formación académica, y todos aquellos elementos distintivos que nos convierten en personas valiosas para desempeñar un cargo determinado.

También resulta muy profesional y ético reconocer nuestros errores, debilidades, analizarlos y convertirlos en elementos favorables. Esto forma parte de un proceso de crecimiento personal.

Es fundamental fomentar la confianza en nosotros mismos, ya que esa fe es la que nos permitirá convertirnos en personas exitosas, talentosas, apreciadas en el mundo laboral.

Es bueno reconocer los valores de las demás personas, tanto a nivel profesional como personal, todos notan el aprecio que sentimos por los demás y seguramente seremos mucho más simpáticos, adorables y el reclutador tendrá una imagen altamente positiva de nosotros como posibles personas valiosas para la institución.

Una cualidad invaluable es la persistencia. Es cierto que no todos los trabajos son los ideales y que deberemos pasar por muchas entrevistas hasta llega al “trabajo” ese que está diseñado a la medida de nuestras habilidades, competencias, conocimientos y formación.

Siempre debemos responsabilizarnos por nosotros mismos. Aceptar que hay ciertas cosas que no dominamos, pero que existen otras que se han diseñado para nosotros. También debemos comprender que el éxito o el fracaso está en nuestras propias manos, sólo es necesario tomar las decisiones más pertinentes.

La vida laboral puede ser una experiencia maravillosa o frustrante, todo depende de nosotros.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Los libros experimentan su primer gran paso evolutivo desde la imprenta de Gutenberg. Ahora podemos leer en el celular, la tablet y los e-readers. Todo lo que hay que saber sobre los e-books.

En el mundo se habla de los libros electrónicos desde hace al menos una década, pero recién en los últimos tres años y medio cambió este mercado con la aparición, a fines de 2007, del icónico Kindle de Amazon. Un dispositivo especializado para esta tarea no es, sin embargo, la única alternativa que tiene quien busca leer en formato digital; también hay software para transformar una PC en un e-reader.

Los lectores electrónicos especializados tienen como función principal mostrar los textos e intentan ser fieles al original de papel, apelando incluso a las pantallas de tinta electrónica, distintas del LCD convencional.

Fue la tinta electrónica la que estableció el concepto del lector como dispositivo, con una pantalla en la que las letras se forman con bolitas blancas o negras magnetizadas, y que sólo consumen energía cuando se pasa la página, a diferencia de una pantalla de computadora, que se refresca decenas de veces por segundo. La tinta electrónica, además, tiene excelente visibilidad: al aprovechar la luz ambiente no cansa la vista, se ve como un libro de papel al sol directo, y desde cualquier ángulo. Estos lectores tienen pantallas de 5 o 6 pulgadas y botones para elegir un título de su biblioteca interna o pasar las páginas.

Una interfaz gráfica sencilla permite acceder a los títulos almacenados en el dispositivo y, dependiendo del modelo, saltar a los diferentes capítulos, marcar páginas interesantes o dejar anotaciones al margen.

Sony fue una de las compañías pioneras en el área, con su línea eReader, que ya no vende en el país, aunque sí lo hace en el resto del mundo ( http://e-bookstore.sony.com/reader/ ). Pero el dispositivo que llevó el concepto del libro electrónico a una gran masa de usuarios fue el Kindle de Amazon, que ya va por la tercera versión.

El Kindle básico ( http://www.amazon.com/kindle ) tiene una pantalla de 6″, espacio para almacenar 3500 libros, conexión Wi-Fi o 3G para adquirir nuevos títulos directamente desde el equipo, un teclado Qwerty para hacer búsquedas en la tienda o navegar por la Web, y una batería que, según su fabricante, dura más de un mes si no se usa la conexión inalámbrica. Ofrece 900 mil títulos comerciales y 1,8 millones de libros de dominio público. También puede desplegar archivos PDF.

En Estados Unidos tiene un precio de 139 dólares (sin 3G) o 189 dólares (con Wi-Fi y 3G, que funciona en la Argentina, no requiere abono mensual). Amazon lo envía al país, pero al precio original hay que sumarle 21 dólares de envío, más un 45% de impuestos locales, más los honorarios del correo privado que lo recibe (por lo general DHL), que rondan los 240 pesos. En el buen blog local http://www.clubdelebook.com hay más información sobre el tema.

Otro libro electrónico popular en Estados Unidos es el Nook de Barnes & Noble ( http://www.barnesandnoble.com/nook/ ). Una versión funciona como una tablet con Android y pantalla color de 7″ (US$ 249 en Estados Unidos), y en la otra combina una pantalla de tinta electrónica de 6″ con una pantalla secundaria convencional de 3,5″; el equipo corre Android, tiene versiones sólo con Wi-Fi o con Wi-Fi y 3G (149 y 199 dólares, respectivamente) y funciona como el Kindle. No tiene envío directo a la Argentina.

En nuestro país está Papyre ( http://www.grammataargentina.com.ar ), una línea de libros electrónicos de la compañía Grammata, que tiene cuatro modelos con tinta electrónica. El más económico, el Papyre 5.1, tiene un precio de $ 1199 y pantalla de 5″; el tope de línea es el 6.S Alex, que a una pantalla de 6″ suma una segunda pantalla LCD, que funciona como una mini tablet con Android y Wi-Fi. Su precio es de $ 2499. Dependiendo del modelo, también reproduce MP3 o permite acceder a sitios Web. LA NACION publicó una videorreseña en noviembre último: http://videos.lanacion.com.ar/video17782-llegan-a-la-argentina-los-libros-electronicos-de-papyre . Grammata firmó un acuerdo con Libranda, una plataforma de distribución de libros electrónicos respaldada por editoriales como Planeta, Random House Mondadori o Santillana, y Publidisa (un servicio de publicación de e-books que en la Argentina está representado por Bibliografika), para ofrecer títulos en español, una de las mayores limitaciones que tiene hoy el mercado del libro electrónico hispano.

Movistar, por su parte, inaugurará el miércoles su tienda de e-books en http://www.movistar.com.ar/ebooks ; contará con 15.000 títulos en formato PDF con DRM al momento de su lanzamiento, y no será necesario ser cliente de la empresa para acceder a ella.
Los otros lectores

No son las únicas alternativas para acceder a un e-reader, como pueden atestiguar quienes cargaban libros en sus palmtops a principios de la década pasada. Hoy las tablets y los smartphones tomaron la posta y también permiten leer libros digitales.

Amazon ofrece una versión del Kindle por software que permite acceder a su tienda de libros, sincronizar su contenido entre diferentes dispositivos y demás. Está disponible para Windows, OS X, dispositivos iOS (iPhone, iPod Touch, iPad), Android (móviles y tabletas), teléfonos BlackBerry y Windows Phone 7. Barnes & Noble también ofrece el software Nook, es compatible con Windows, OS X, iOS, Android y BlackBerry.

No son los únicos. Google, por ejemplo, tiene Books ( books.google.com.ar ), con una biblioteca de textos de dominio público digitalizados y libros comerciales, aunque estos últimos no pueden adquirirse desde la Argentina. Además de ser accesible a través de cualquier navegador convencional tiene una aplicación para Android, iOS, el Nook y dispositivos de Sony.

Apple cuenta con su propia librería electrónica, llamada iBookstore, a la que se accede a través de la aplicación iBooks. No es la única alternativa para los dispositivos de esta compañía; también son muy populares Stanza y Kobo, ambos disponibles en la App Store. Los lectores son gratis.

Kobo es el lector oficial de la tableta PlayBook, de RIM, que saldrá a la venta en Estados Unidos el martes próximo, y también está disponible para móviles BlackBerry y Android; se descarga de sus tiendas de aplicaciones respectivas.

Los equipos Android de Samsung (tanto los smartphones como las tablets) incluyen la aplicación Aldiko; en este sistema operativo son muy populares los lectores FBReader y Laputa (nombre que alude a la isla que visita Gulliver en sus viajes).

Para móviles Symbian y equipos que usen aplicaciones Java está el freeware Foliant ( http://foliant-reader.com , la página está en ruso, pero la aplicación funciona en inglés).

Mientras tanto, la tablet Xoom de Motorola, que se presentó en la Argentina esta semana (ver nota en la página 8) incluirá como novedad el acceso a una tienda argentina, Bajalibros. Según sus creadores, está en sus planes ofrecer acceso a su librería desde dispositivos iOS, Android, la PlayBook y las computadoras convencionales.

Una de las dudas que surgen en el momento de elegir un lector de libros electrónicos es establecer el valor de la inversión en libros: ¿quedarán atados a una plataforma? ¿Se podrán usar en otro dispositivo?

La respuesta depende del equipo. Los Kindle de Amazon usan un formato propietario AZW, protegido contra copia. Lo mismo sucede con Apple. Pero la mayoría de la industria adoptó el formato abierto ePub para codificar los libros. El tema es que el esquema de DRM para controla copia no autorizada del libro queda a criterio de cada vendedor; aunque en teoría al comprar un libro en formato ePub en una tienda debería ser legible en cualquier dispositivo, en la práctica no es así. La mayoría de los textos en ePub gratis (como libros de dominio público) sí pueden verse en los diversos lectores sin problemas de compatibilidad, lo mismo que los que usan la protección de copia de Adobe para ePub.

Los e-readers suelen admitir textos en PDF (con o sin DRM), Microsoft Word, PDB (el viejo formato de las Palm), HTML y TXT, entre otros. Una ventaja del ePub es que es muy flexible a la hora de adaptar su contenido a pantallas de diferente tamaño. En en.wikipedia.org/wiki/Comparison_of_e-book_formats se lista la compatibilidad de los dispositivos más populares.

Quienes busquen contenido gratis o comercial pueden usar, además de lo provisto en las tiendas comerciales, los textos almacenados en sitios como el del Proyecto Gutenberg ( http://www.gutenberg.org ), Wattpad ( http://www.wattpad.com , también tiene su lector multiplataforma), Wikilibros ( es.wikibooks.org ), El Aleph ( http://www.elaleph.com ), la Biblioteca Clarín ( http://www.biblioteca.clarin.com/pbda/index.html ), Bubok (una editorial digital que publica con licencia Creative Commons, http://www.bubok.es ), Libros en Red ( http://www.librosenred.com ) o Librodot ( http://www.librodot.com ), entre otros.

A la vez, quienes quieran crear sus propios libros electrónicos en formato PDF pueden apelar al OpenOffice ( es.openoffice.org , gratis); también está Calibre ( http://calibre-e-book.com , gratis, corre sobre Windows, OS X y Linux), para generar un e-book en formato ePub con un texto propio.

Ricardo Sametband

Fuente: Diario La Nación

Read Full Post »


Lic. Patricia Allendez Sullivan

Todos los días cuando acudimos al aula pensamos como podemos llegar a los estudiantes para presentarles nuevos desafíos que les permitan lograr autonomía en un proceso de crecimiento en vías de convertirse en profesionales.

Podemos darles muchos trabajos prácticos para que resuelvan o pedirles que investiguen alguna realidad y la plasmen en un ensayo. Estas técnicas tradicionales son valiosas y muy válidas. Por eso, todos los años corregimos cientos de trabajo muy similares.

¿Por qué no utilizar estudios de casos? Quizá por que los docentes no se dedican a diseñar este tipo de material. Un estudio de casos es un método de enseñanza basado en casos concretos de un grupo de personas que enfrentan una situación particular. Por lo tanto, es una metodología que vincula los contenidos curriculares con la vida diaria.

Los estudios de casos son una técnica de estudio consagrada en Harvard desde 1914 en los programas de la escuela de derecho. El “case system” pretendía que los alumnos buscaran una solución a una historia concreta y la defendieran. Hacia 1935 se asocia a esta metodología el “role playing” y el sociodrama que son otras dos técnicas de enseñanza las cuales consisten en representar o dramatizar una situación problemática concreta de la vida real. Con posterioridad, en esta universidad fueron muy utilizados en la escuela de administración.

Podemos agregar que los casos son historias o textos narrativos que se centran en una asignatura específica planteando problemas del mundo real a partir de preguntas específicas y sumamente críticas.

Se pueden analizar de manera individual o grupal, y el trabajo consiste en analizar las preguntas que plantea el profesor a partir de la historia narrada y resolverlas aplicando algún criterio determinado, explicando el por que de esa resolución.

Los casos se caracterizan por ser historias cortas y controversiales, que plantean el diálogo para poder resolver el conflicto que encierran, están narradas por personajes interesantes desde el punto de vista psicológico, con buenos perfiles profesionales, arriesgados y por lo general perseverantes; tratan problemáticas actuales y relevantes para los estudiantes, planteando dilemas interesantes a resolver y con objetivos muy claros de aprendizaje.

Si el docente decide emplear este tipo de material en clase, previamente debe advertir al estudiante cuál es la dinámica a emplear con este instrumento. Debe despertar, además, el interés de los estudiantes a través de las historias planteadas, de manera que estos se sientan movilizados por la historia, los personajes, los problemas a resolver, sintiéndose partícipes de la situación y no meros espectadores.

Los estudios de casos no constituyen una metodología habitual en la enseñanza de bibliotecología, sin embargo, consideramos que sería muy apropiada en las materias relacionadas con los procesos técnicos, las del área de servicio para poder estudiar el mundo complejo del servicio de referencia, y también en las materias administrativas.

Consideramos que los estudios de caso pueden aportar una mejora en la comprensión de temas por parte de los estudiantes, ya que les permitiría vivenciar desde la comodidad del aula, situaciones estresantes, conflictivas y que necesitan ser abordadas con profesionalidad al igual que ameritan una pronta solución.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Más de 15.000 títulos en español ofrecerá el primer servicio de descarga de libros electrónicos en el país, que comenzará a funcionar el 20 de abril y será presentado en la Feria del Libro.

El grupo Telefónica desarrolló esta tienda virtual de libros electrónicos para descargar los títulos elegidos en cualquier dispositivo fijo o móvil.

En el mercado local los dispositivos dedicados exclusivamente a la descarga y lectura de libros electrónicos sólo se encuentran en tiendas virtuales a precios que oscilan entre 1.200 y 2.000 pesos.

Por ello la estrategia fue montar la tienda virtual dónde pondrá a disposición de los clientes los títulos acordados con los editoriales, al precio que ellas definan.

La tendencia mundial es que los libros electrónicos tengan un precio hasta 40% inferior al mismo contenido en soporte papel.

El proyecto anunciado en Madrid y Buenos Aires se implementará en toda Latinoamérica con el contenido de más de 700 editoriales de habla hispana.

Everest, McGraw, Algaida, Harlequin, Profit-Amat, RBA, Pearson, Encuentro, Rialp o Maeva, según la información difundida en Madrid, más otras editoriales locales de Argentina, ponen su catálogo a disposición en la tienda virtual.

Actualmente en Estados Unidos, las ventas de libros digitales representan el 8,3% del total de la facturación del sector según datos de la Asociación de Editores Americanos.

Mientras en Madrid el servicio no tiene todavía fecha de lanzamiento, en Buenos Aires estará activo a partir del 20 de abril, según confirmaron desde el grupo.

El director de productos y servicios de Movistar, Leandro Musciano, comentó que “eBooks es una solución que sigue en el camino de la movilización de los contenidos que viene llevando el grupo desde hace muchos años a través de movistar”.

Agregó que los clientes de ambas empresas (Speedy y Movistar) podrán abonar sus compras de libros “a través de la factura de Telefónica, de Movistar, los monederos prepagos móviles y mediante la tarjeta de crédito”.

Fuente: Terra

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Es muy sencillo cometer errores al redactar el CV pero no resulta tan fácil reparar el daño después que un posible empleador lo leyó. Es importante, entonces, prestar mucha atención en la redacción de este documento, ya que puede o no resultar de utilidad en el momento de obtener una oportunidad de entrevista. Comentamos brevemente algunos errores que se deberían evitar.

1. Errores gramaticales y de ortografía: el CV debe carecer de este tipo de errores, de haberlos los reclutadores llegarán a una conclusión muy simple, “esta persona ni siquiera puede redactar de manera coherente”. Evite este error, consulte gramáticas y diccionarios.
2. Falta de datos específicos: es necesario que en el CV se vuelquen todos aquellos hechos de la vida laboral que resultan significativos para el puesto que se está aplicando. Por ejemplo, cantidad de empleados a cargo, tipo de tareas que se efectuaron. Es importante que el reclutador pueda valorar los logros alcanzados por el candidato.
3. Se debe emplear un CV personalizado en cada oferta laboral: no es adecuado tener un CV base para enviar a cada oferta laboral que aparezca, lo mejor es tener siempre a mano un CV completo que pueda modificarse según lo que se requiera en cada oferta laboral. Por lo tanto, enviar un CV personalizado demuestra no sólo interes en la oferta laboral sino también que puede desempeñar de manera adecuada el puesto que ofrece la institución, ya que su perfil es perfecto para ese puesto.
4. Enfatizar obligaciones en lugar de logros: lo importante no es enumerar de manera detallada las tareas efectuadas en cada puesto de trabajo sino poner énfasis en los logros alcanzados en la realización de cada una de esas tareas.
5. Hacer el currículum demasiado largo o demasiado corto: es necesario encontrar un buen equilibrio. El presentar un CV de muchas páginas no significa, en realidad, el que hayamos hecho muchas cosas importantes. Solamente, no hemos podido hacer un buen recorte de nuestro paso por el mercado laboral. Nuestro CV no debería tener más de dos o es páginas, y tendrá que ser concreto y sustancioso en experiencias valiosas relacionadas con el puesto de trabajo al cual se está aplicando.
6. Un mal objetivo: actualmente, se estima que el postulante mencione uno o más objetivos que desea alcanzar en el corto plazo. Sin embargo, los candidatos suelen poner objetivos demasiado genéricos e incluso muy vagos. Un reclutador valorará cuando el candidato esboce un objetivo relacionado con el puesto de trabajo al que aplica el candidato. Por ejemplo: “Convertirme en administrador de la Unidad de Información XX logrando dar visibilidad de la tarea que desarrolla dentro de la comunidad, para que la sociedad aprecie los esfuerzos realizados en la alfabetización informacional de la comunidad”.
7. Falta de verbos de acción: es importante la manera en la que relatamos los hechos laborales en los que nos hemos involucrado. Por ejemplo: “Estuve a cargo del sector de referencia” por “Mi función fue resolver las preguntas efectuadas por un promedio de 40 usuarios que acudían al sector de referencia y brindarles un asesoramiento integral, personalizado y satisfactorio”.
8. No incluir información importante: hay habilidades que se han logrado adquirir en el período de estudiante, no hay que desvalorizar estas experiencias si son pertinentes a la búsqueda.
9. Visualmente elaborado: hay que adoptar un criterio y seguirlo en la elaboración del CV, en caso contrario resultará confuso para el lector. Una recomendación: después de elaborar el CV pídale a un par de amigos que lo lean, así le podrán decir si resulta lo suficientemente claro como para enviarlo.
10. Datos de contacto erróneos: los datos que se coloquen en el CV deben ser confiables, los contactos tienen que poder ser cotejados por el reclutador, en caso contrario, es poco probable que se le conceda una entrevista.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »

Older Posts »