Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 abril 2014


 

Equipo de CCINFO

Desde niños vemos a nuestros padres identificarse por su puesto de trabajo o por su profesión. Y crecemos pensando que vamos a hacer cuando seamos grandes, esa profesión que nos hará felices y nos permitirá crecer desde el punto de vista económico, social y profesional.

Por eso, la pérdida del empleo representa de manera simultánea muchas otras pérdidas, el sentimiento de pertenecer a un grupo determinado, es estatus de poder mantenerse y ayudar a su entorno, posicionarse socialmente y en su comunidad, todas esas cosas que perdemos al estar desempleados.

La pérdida de empleo produce graves perjuicios económicos pero también de tipo psicológico, emocionales y personales. Entonces, la pérdida de empleo supone un cambio en el estilo de vida, que suele producir estrés.

La falta de empleo cambia nuestra rutina. Ya no tenemos que salir por las mañanas y viajar hacia nuestro empleo, cumplir con nuestra rutina y regresar. Ahora, en cambio, pasamos una mayor cantidad de horas en casa y con el correr del tiempo, sin tener una respuesta favorable a nuestra búsqueda de empleo, nos comenzamos a deprimir, a sentir ansiedad o estrés.

El síndrome del desempleado lleva a que las personas rehúyan salir a la calle por temor a encontrarse con conocidos.

Para evitar el síndrome del desempleado se recomienda establecer un plan de acción desde el primer día; no espera más tiempo y comience a reorganizar sus horarios, prioridades y tareas.

Recuerde que el desempleo es un estatus pasajero y la búsqueda de empleo implica nuevos desafíos profesionales y personales. Tiene que demostrar su destreza para el desempeño de su trabajo y adquirir nuevas habilidades y competencias. Todo el proceso es estresante ya que el individuo se enfrenta con experiencias desconocidas que pueden terminar con logros o fracasos, produciendo un desgaste en las expectativas personales y en la capacidad profesional.

Muchas veces el desempleado busca un nuevo empleo con expectativas irreales respecto al mercado laboral y a sus capacidades y competencias reales.

El proceso de enviar CV, acudir a entrevistas, a veces sin obtener resultados, o, en el mejor de los casos, sabiendo que deberá ser entrevistado nuevamente por otra persona, produce agotamiento físico y emocional ocasionado por un esfuerzo voluntario de agradar al otro para obtener una oportunidad.

Si el tiempo transcurre sin obtener resultados positivos la persona que está desempleada, finalmente cede a sus necesidades y acepta presentarse a puestos laborales que están muy lejos de su proyecto laboral. En estos momentos la persona está desesperada, quizá angustiada por deudas o necesidades no satisfechas y necesita una solución, aunque no satisfactoria, a su problema.

Llegado este punto, lo que mejor podemos hacer es alcanzar una reinserción laboral que quizá no sea tan ventajosa, pero que nos permitirá poner nuestras cuentas en orden, calmarnos y estabilizar nuestras emociones y comprender que simplemente este empleo poco deseado no es más que un paso intermedio para alcanzar ese puesto soñado, por el que nos hemos capacitado y simplemente pensar que llegará esa oportunidad en un futuro cercano y finalmente lograremos alcanzar nuestra meta.

Recuerde, transitamos por tiempos difíciles desde el punto de vista económico y si bien es cierto que no debemos conformarnos con menos de lo que podríamos alcanzar, simplemente es una etapa profesional que nos permitirá afianzarnos mientras llega la oportunidad laboral que tanto deseamos. Si nos deprimimos y desestabilizamos emocionalmente, no tendremos oportunidad de lograr llegar a nuestro objetivo.

(más…)

Read Full Post »


 

Equipo de CCINFO

La crisis ha dejado a muchos profesionales sin trabajo y algunos de ellos, considerados afortunados han logrado conseguir algún trabajo precario.

Debe tener en claro que la búsqueda de empleo es un proceso que lleva tiempo y en el que los conocimientos solo es una variable más, pero no la única. La verdad que la clave de conseguir empleo no sólo se relaciona con tener buenos conocimientos teóricos, sino que será necesario, además, saber desenvolverse bien en una entrevista y causar buena impresión.

Por lo tanto hay muchos más factores que influyen en este proceso. No se trata de parecer otra persona sino de resaltar sus cualidades y de demostrar que cuenta con capacidad suficiente para manejar cualquier situación que pueda suceder en su lugar de trabajo.

Si a pesar de esto no logra conseguir empleo, busca otras posibilidades que se adecuen a tu formación, experiencia, y capacidades. Recuerde que la búsqueda de empleo es el trabajo más difícil y que a veces hay que cambiar el rumbo para lograr los objetivos fijados.

Es muy duro renunciar a los estudios que se han realizado con tanto sacrificio y que la han permitido obtener un título, no obstante, cualquier empleo que pueda obtener se lo deberá, indudablemente, a los estudios que ha realizado. Piense que a veces es necesario abrir puertas que en otras circunstancias nos habrían parecido impensables. Actualmente hay un poco más de 20% de personas que trabajan en un área diferente para la que se preparó.

No se trata de enviar CV porque sí, sino de revisar su perfil y su CV y crear una lista con los puestos en los que realmente cree que puede postularse y en los que tendría una mayor posibilidad.

Puede que en su búsqueda de empleo no considere aquellas postulaciones que piensa que están por debajo de su titulación y capacidades, que el nivel salarial no es al que aspira de acuerdo a su formación y experiencia, o no esté dispuesto a mudarse a otra ciudad.

A veces solo encuentra un trabajo a medio tiempo, lógicamente, va a cobrar menos, pero es preferible a no tener trabajo. Además, va a tener mayor experiencia, ganar algo de dinero y podrá completar su CV.

Es probable que usted mismo esté limitando sus posibilidades de trabajo, recuerde que los períodos de crisis son diferentes a los normales y todos debemos hacer algunas concesiones.

Trate de acostumbrarse a esta realidad, no deje pasar buenas oportunidades, resigne algunas aspiraciones ya que a futuro la experiencia que ha obtenido le servirán para llegar a su trabajo soñado.

(más…)

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Las relaciones entre jefes y empleados no siempre son buenas, pero no por eso deberían ser necesariamente malas, creemos que tan solo deben ser cordiales.

En los lugares de trabajo siempre surgen problemas, pero la verdad es que si no se lleva bien con su jefe, o tan siquiera, mantiene una relación de respeto y cordialidad, indudablemente, se ha convertido en candidato para que lo despidan en el corto plazo. (más…)

Read Full Post »


Read Full Post »


Read Full Post »


Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Muchos consideran que el CV ha muerto o está en vías de extinción. El mundo profesional poco a poco tiende a emplear redes como Linkedin o Viadeo entre otras para encontrar profesionales cuyos perfiles pueden ser interesantes para una organización.

Los blogs son buenas cartas de presentación personal que pueden funcionar asociadas a alguna red profesional.

Para desarrollar una marca personal un blog es una buena idea, ya que funciona como un centro neurálgico de una estrategia personal online. Se trata de un medio fácil de dominar y que se convertirá en tu segundo hogar.

Los objetivos de un blog suelen ser:

  • Crear un canal de comunicación propio
  • Posicionarse como especialista
  • Promocionar productos o servicios
  • Generar contactos
  • Ser una carta de presentación para conseguir un empleo

Por lo general, un blog bien administrado resulta ser mucho mejor que un CV porque permite el posicionamiento de un profesional, da mucha información sobre su autor, sus gustos, preferencias, especialidades, etc.

Como cualquier medio, requiere tener en claro cuál es el público objetivo y si la finalidad es encontrar trabajo hay que tener en claro qué tipo de trabajo desea, de modo que sus post deben relacionarse con las tareas que debería hacer, si lo selecciona alguna de las organizaciones que quiere cautivar con sus contenidos.

Menciona el nombre de estas organizaciones en etiquetas cuando el contenido lo requiera, formula preguntas que estas organizaciones aún no hayan formulado, siempre adelántate a las novedades e implementaciones propias de tu especialidad, si bien no debes dar respuestas ya que para que te contratarían si pueden saber lo que sabes sin pagarte, pero escribe algunos tips para que se den cuenta lo valioso que eres como especialista.

Y es aquí dónde surge el gran interrogante ¿en qué es especialista? ; ¿en qué se distingue con respecto al resto de sus colegas?

Entonces, deberá plantearse de qué escribirá, qué papel tendrá el lector o sea, qué opiniones verterán su lector que lo conviertan en especialista y lo distinga del resto de sus colegas. Un blog puede ser un valor agregado valioso en su vida profesional, pero también, si no logra tener seguidores puede jugarle en contra.

Entonces, ¿sirve un blog para encontrar trabajo? En realidad sirve para que, entre varios candidatos, tenga más chances, a partir de lo que demuestra en su publicación.

Se trata de una opción arriesgada ya que no sólo debe pensar en actualizar de manera periódica su blog, sino que debe seleccionar y cuidar con esmero la publicación.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Las entrevistas suelen ser estresantes para cualquier candidato, en especial, si tenemos una gran necesidad de encontrar trabajo o si es el trabajo que siempre hemos esperado.

Si se tratan de entrevistas a las que simplemente acudimos para práctica o para probar no nos hacen sentir de esa manera.

Cuando deseamos mucho algo, todas esas sensaciones aparecen y pueden traicionarnos. Por lo general el primer signo de ansiedad se refleja en nuestra comunicación no verbal.

Estos signos de ansiedad aparecen o se acentúan cuando se está incómodo e inseguro. En casos extremos los nervios aparecen en todo tipo de entrevista y por supuesto cuando ciertos signos aparecen cuando el reclutaos realiza ciertas preguntas que pueden llegar a incomodar es probable que el mismo reconsidere contratar a una persona que no sabe dominar sus emociones.

Solemos comportarnos según pensamos y por ello hay que tener cuidado con las creencias que se tienen, ya que si una persona piensa que estar desempleado durante un año provocará que lo rechacen, cuando le pregunten cuál fue el motivo de que cesara en su último empleo y que ha estado haciendo en el último año, se pondrá muy nervioso como para contestar de manera adecuada a estas preguntas, solo porque pensará “ya se ha dado cuenta que hace un tiempo considerable que estoy buscando empleo y simplemente se dará cuenta que estoy desesperado”.

El seleccionador percibirá ese cambio y como no conoce realmente sus pensamientos y temores, simplemente creerá que oculta algo, pensará que si no pudo conservar un empleo y no pudo conseguir otro es porque algo anda muy mal en esa persona.

El nerviosismo se observa en ciertas circunstancias; cuando se pregunta algo incómodo o se tocan algunos temas que pueden resultar perturbadores para la otra persona se reacciona con algunos tics que por lo general no solemos reconocer como tal. Comienza a sudar y la frente está empapada, se tira del cabello sin darse cuenta, se toca persistentemente la cara, juega con sus manos sin sentido o con algún accesorio, como su anillo, pulsera, etc. y se observa esa persistencia en la conducta cuando siente ansiedad, estrés, inseguridad.

A veces las personas tienen algo en la mano, como una agenda o lapicera; a ese objeto inanimado le traslada todas sus ansiedades y temores. Lo que ocurre es que el reclutador advierte este hecho, y comprueba como ante preguntas que le molestan toma ese objeto con cierta fuerza e incluso nerviosismo, jugando con él, pero, a veces el objeto se resbala de la mano y produce un click en el entrevistado que puede ser un tanto peligroso.

La mirada puede ser otro signo de nerviosismo. Digamos que es importante mantener la mirada de manera sostenida al entrevistador, no mirar hacia los costados, arriba o abajo ni tampoco desviarla, siempre hay que ser muy frontal.

Algunas personas demuestran su nerviosismo con temblores, a veces tartamudean o simplemente no pueden articular una sola palabra. Para reducir este comportamiento se necesita de mucha práctica y de tratamiento profesional. Algunos entrevistadores tratarán de calmarlo, otros simplemente darán por terminada la entrevista. En casos tan extremos lo único que puede hacer es entrenarse para poder sobrellevar esta situación que no le permite avanzar profesionalmente.

La cadencia en el habla a veces también nos delata. Cuando estamos estresados hablamos con más rapidez ya que así pasamos más rápido ese momento.

Hay muchos otros signos que exteriorizan nuestros temores y nerviosismos, pero, podemos hacer algo para evitarlos, relajarnos y actuar con normalidad en una entrevista, de modo que tendremos más chances de ser seleccionados.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »