Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 marzo 2014


Bibliotecas nacionales

 
Bibliotecas públicas (y populares)

  • Biblioteca Nacional de Maestros – CABA, Buenos Aires: @bnamaestros
  • Biblioteca Argentina Dr. Juan Álvarez – Rosario, Santa Fe: @BIBLIOARGENTINA
  • Biblioteca Crisálida – San Miguel de Tucumán, Tucumán: @CrisalidaTuc
  • Biblioteca Popular P.U.M.A. – Manuel Alberti, Buenos Aires: @bibliopuma
  • Biblioteca Popular Rioplatense – Villa Ballester, Buenos Aires: @bprioplatense
  • Biblioteca Popular Nº: 2131 Domingo Faustino Sarmiento – Gral Alvear, Mendoza:@bp2131sarmiento
  • Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento – Tristán Suárez, Buenos Aires:@bibliosarmiento
  • Biblioteca Popular Rafael de Aguiar – San Nicolás de los Arroyos, Buenos Aires:@BibAguiar
  • Biblioteca Pública Vicente P. Cacuri – Tres Arroyos, Buenos Aires: @bcacuri
  • Biblioteca Popular Alfredo L. Palacios – Puerto Madryn, Chubut: @bibliopalacios
  • Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento – Cañuelas, Buenos Aires:@bibliotecatwit
  • Biblioteca Pública de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) – La Plata, Buenos Aires: @BibPublicaUNLP
  • Biblioteca Central de la provincia de Buenos Aires – La Plata, Buenos Aires: @BibliotecaBA 
  • Biblioteca Provincial de Entre Ríos – Entre Ríos: @BiblioProvER 



Bibliotecas universitarias y otras bibliotecas generales de investigación

 

  • Biblioteca de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) – La Plata, Buenos Aires: @Biblio_Ing_UNLP
  • Biblioteca de la Facultad de Informática de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) – La Plata, Buenos Aires: @BiblioFI_UNLP 
  • Biblioteca de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) – La Plata, Buenos Aires: @bibliofaunlp
  • Biblioteca Central de la Universidad Nacional General San Martín (UNSAM) –  San Martín, Buenos Aires: @BC_UNSAM
  • Biblioteca Central de la Universidad Nacional de Villa María, Córdoba – Villa María – Córdoba @bcunvm
  • Biblioteca y Centro de Documentación de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) – Tres de Febrero, Buenos Aires: @BiblioUNTREF
  • Centro de Documentación de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) – CABA, Buenos Aires: @bibliotecafadu
  • Biblioteca de la Facutald de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP) – La Plata, Buenos Aires: @BiblioFCE 
  • Biblioteca Mayor de la Universidad Nacional de Córdoba – Córdoba: @BibliotecaMayor
  • Biblioteca Universidad Torcuato Di Tella – CABA, Buenos Aires: @BiblioDiTella 
  • Biblioteca de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) – CABA, Buenos Aires: @UMETbiblioteca 
  • Biblioteca del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU) – CABA, Buenos Aires:@bibliotecacpau
  • Biblioteca central de la universidad pedagógica de la provincia de Buenos Aries – Gonnet, Buenos Aires: @bibliounipe
  • Biblioteca Florentino Ameghino (Facultad de Ciencias Naturales y Muso – Universidad Nacional de La Plata) – La Plata, Buenos Aires: @bfafcnym

Bibliotecas de ciencias sociales
  • Biblioteca Utopía del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini  – CABA, Buenos Aires: @BibUtopia
 
Bibliotecas escolares y centros de recursos
  • Biblioteca José Antonio Mignone – Jáuregui, Buenos Aires: @bibliojamignone
  • Biblioteca Juan Bautista Alberdi – Neuquén, Neuquén: @bibliotecajba
  • Biblioteca del Colegio Claret – Bahía Blanca, Argentina: @biblioclaret
  • Biblioteca del Colegio Compañia de María – Mendoza: @BiBLOGteca
  • Biblioteca Centro Lincoln – ICANA – CABA, Buenos Aires: @BibLincoln
  • Biblioteca del Colegio Belgrano Day School – CABA, Buenos Aires: @bdslibrary

Bibliotecas gubernamentales/institucionales
  • Biblioteca de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia  – CABA, Buenos Aires: @BibliotecaCNDC
  • Biblioteca Central y Centro de Documentación Francisco P. Moreno de la Administración de Parques Nacionales (APN)  – CABA, Buenos Aires: @peritofmoreno
  • Centro de Administración Documental – Biblioteca Se.dro.nar (Secretaría de Programación contra la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico) – CABA, Buenos Aires:@bibliosedronar
  • Biblioteca “Juan Alvarez” (depositaria de publicaciones de la ONU), Rosario, Santa Fe: @ONURosario 
  • Biblioteca del Congreso de la Nación Argentina – CABA, Buenos Aires: @BCNprensa


Red de bibliotecas
  • Red de Bibliotecas Públicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires:@BibliotecasBA
  • Red de Bibliotecas de la Universidad Católica de Córdoba: @BiblioUCC
  • Red de Bibliotecas de Derecho y Ciencias Jurídicas: @bibliotecasRBJ
  • Red de Bibliotecas de Virtuales de Ciencias Sociales de América Latina y el Caribe (CLACSO): @CLACSOredbiblio
  • Sistema integrado de Documentación (Universidad Nacional de Cuyo) – Mendoza: @siduncuyo
  • Acuerdo de Bibliotecas universitarias de Córdoba – Córdoba: @ABUC 
  • Redes Argentinas de Información – CABA, Buenos Aires: @Reciaria

 

Bibliotecas de ciencias biomédicas y de la salud

Read Full Post »


Read Full Post »


Las nuevas tecnologías no sólo no mataron al libro, como muchos vaticinaron en su momento, sino que potenciaron el rol del bibliotecario. A tal punto que dentro del universo de carreras que dicta la Universidad Nacional de La Plata, la licenciatura en Bibliotecología se encuentra hoy entre las cinco que tienen salida laboral “garantizada”. La demanda de profesionales supera ampliamente la oferta, un fenómeno que reconoce sus causas en el gran abanico de posibilidades de trabajo que ofrece la disciplina y en su baja matrícula a raíz del desconocimiento que existe acerca de su existencia. Lo cierto es que cada vez que un usuario busca y encuentra información de empresas privadas, ministerios y dependencias del Estado, facultades, y en los repositorios digitales, por mencionar un puñado de sitios, detrás hay un bibliotecario. Y también detrás de un mostrador, porque la atención personalizada y la cultura de servicio son parte medular del plan de estudios. “Todavía hay quienes piensan que los libros o documentos aparecen en internet por generación espontánea. Pero detrás de la organización de esa información hay un bibliotecario, quien además trabaja para que el usuario acceda de la forma más rápida y efectiva al material que requiere”, realza la directora de la carrera de Bibliotecología y de la Biblioteca Pública, Norma Mangiaterra. Acerca de la baja matrícula que tiene la carrera que se dicta en la facultad de Humanidades, en la que se apuntan entre 70 y 80 alumnos al año que no llegan “de ningún modo” a satisfacer la creciente demanda laboral, Mangiaterra comenta que “persiste una cuestión cultural, es una disciplina no reconocida a nivel social, a punto tal que si te preguntan a qué te dedicás y decís que sos bibliotecario te responden ‘ah, prestás libros’”, dice sonriendo. “CADA VEZ MAS JOVENES” Tras indicar que la figura de la mujer “con anteojos y rodete” que entregaba libros a quienes iban a pedirlos personalmente es poco menos que medieval si se tiene en cuenta que los profesionales hoy han ganado un amplio terreno incluso en las áreas de la investigación, la directora de la carrera apunta -respecto al estudiantado- que “cada año, cuando recibo a los ingresantes, noto que va bajando la edad promedio. Ahora debe estar en los 20 años”, afirma. “Antes era la segunda carrera”, confirma la licenciada Lorena Miranda, vicedirectora de la Biblioteca Pública, la más grande de la Ciudad, y recuerda que al salir del secundario dudó entre estudiar Bibliotecología e Historia, hasta que se decidió por la primera. “Me apasionó; no podés imaginarte de qué se trata hasta que no empezás a cursar. Tenés que adaptarte permanentemente a los cambios, porque el usuario va cambiando. Hoy, aquí atendemos diariamente a personas por chat y por las redes sociales, y pueden estar en cualquier lugar del mundo. Los vamos guiando, los asesoramos”, apunta para remarcar que “ese camino que los ayudamos a recorrer, primero tuvieron que construirlo las bibliotecarias de la institución. Y lo mismo ocurre en todos lados”, enfatiza. Luego de apuntar que “el bibliotecario, por su formación, va guiando al usuario con rigor intelectual, es decir que lo conducirá siempre a encontrar material confiable”, Mangiaterra subraya: “El servicio en línea, las nuevas tecnologías, potenciaron la cantidad de usuarios y jerarquizaron la profesión. Pero esa nueva realidad no se contradice con la biblioteca-edificio, y allí apareció una nueva función, como la de reorganizar los espacios de las bibliotecas. Hoy existen, como siempre, salones de lectura silenciosa, pero también otros para trabajar y estudiar en grupo. Es algo que ha crecido a partir del requerimiento de los universitarios”, cuenta la especialista. Hace poco más de 60 años, la carrera se dictaba en la Biblioteca Pública de Plaza Rocha con el objeto central de capacitar a su personal. Hoy todo es distinto. COMO ES LA CARRERA “Con el boom del conocimiento y la información que se operó en los años ‘90 hubo un cambio sustancial”, aseveran las profesionales, para añadir que ese cambio “terminó de plasmarse en el 2004 con la aprobación del nuevo plan de estudios. Hoy la carrera es de 5 años y tiene dos orientaciones, profesorado y licenciatura”. Existe un tronco común de 3 años, al cabo del cual los alumnos obtienen el título de Bibliotecólogo. “Como tienen mucha salida laboral, comienzan a retrasarse en los estudios. Por eso estamos trabajando en promover la continuidad de la formación a través de mayores bandas horarias, tutorías y otras herramientas”, dice Mangiaterra. Es que desde la gestión integral de una biblioteca, el desarrollo de colecciones y la confección de bases de datos de texto completo -trabajando codo a codo con informáticos-, el campo de acción del bibliotecario en la actualidad es “amplísimo”. Tanto, que según fuentes de la UNLP quien pisa las aulas de Humanidades para estudiar esa carrera “ya tiene empleo asegurado” al mismo nivel que los analistas de sistemas, ingenieros en general, ingenieros agrónomos y licenciados en administración.

Fuente: El Día

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Muchas veces terminamos una entrevista de trabajo y sentimos que todo ha salido muy bien. Nos gustó la propuesta, estamos en condiciones de comenzar este nuevo desafío, el reclutador fue muy simpático e incluso destaco algunos de nuestros puntos más fuertes como para hacer la tarea de este nuevo puesto laboral, sin embargo, van pasando los días y no recibimos el tan ansiado llamado, ¿por qué?

Es probable que haya hecho todo muy bien, no obstante, en épocas de crisis la competencia es feroz y es probable que otro colega haya dicho algo que llamó la atención del reclutador o que tenga una experiencia más afín a lo que están buscando. Entonces, si su perfil no refleja el 95% de lo que están buscando simplemente su CV quedará en el cesto de basura.

Aunque pase el primer filtro que es la lectura del CV, al pasar la entrevista la chance a seguir en carrera es del 20%, o sea, desde el inicio ya ha sido descartado. Esto no significa que su formación o experiencia sea deficitaria, es simplemente que al terminar un proceso de selección solo uno puede quedarse con el puesto y el reclutador deberá tener en cuenta muchas variables antes de decidir cuál es el candidato más óptimo. Recuerde que además de formación y experiencia es deseable que el candidato pueda formar parte del staff sin ningún inconveniente, es decir, que su presencia no altere el trabajo cotidiano hasta mimetizarse como uno más. A veces, ciertas características del candidato atentan o fortalecen su incorporación a un equipo que ya está funcionando.

Vamos a presentar un par de consejos que pueden ayudarlo a ser finalmente el candidato seleccionado.

En primer lugar debe seleccionar aquellas ofertas de trabajo que se adecuen mejor a su perfil profesional. Aunque realmente necesite encontrar un empleo solo perderá el tiempo enviando su CV a postulaciones en las que no pueda reunir un mínimo de las competencias y exigencias de ese puesto de trabajo. Además, corre el riesgo de que una consultora sea contratada por más de una organización en la que se postule, lo que provocará que el reclutador lo descarte sin leer nuevamente su CV.

Si bien puede que su CV pase la primera preselección eso no garantiza que sí podrá pasar la entrevista.

En toda entrevista laboral el reclutador se enfoca en los aspectos clave para la organización, claro que nosotros lo desconocemos, de no ser así, sería muy sencillo aplicar a un nuevo empleo. Entonces, cuando se retira de una entrevista con una buena sensación pero después no lo llaman es probable que el reclutador detecte poco interés en sus respuestas.

Otro problema que puede decidir que te vuelvan a llamar o no es la reputación que tengamos en línea. Es importante ser muy cuidadoso con lo que subimos o afirmamos en las redes sociales, en algún momento puede jugarnos en contra.

No obstante, puede ser que nada de lo anterior haya influido en la decisión, simplemente consideran que es más satisfactorio ascender a alguna persona o simplemente dejar el puesto vacante por el momento.

Nuestro consejo es que se conecte nuevamente con el reclutador para que pueda interiorizarte de los aspectos que la ha parecido que no concuerdan con la búsqueda; de esa manera contará con una información muy valiosa que le permitirá postularse con más seguridad y herramientas en otro puesto laboral.

Recuerde, su perfil profesional es interesante para un segmento determinado, no para todos y poco a poco aprenderá a moverse en el mercado laboral para acercarse a ese que será el trabajo que mejor le cuadre y en el que podrá crecer profesionalmente.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Read Full Post »


Quizá se pregunte ¿para que crear un perfil en Google Schoolar?

Porque es sencillo, aumenta la visibilidad del investigador y refuerza su reputación entre sus pares e igual que refuerza su identidad digital; le permite saber al investigador el impacto que tiene en la comunidad su tema de investigación.

Por lo general el 75% de los investigadores inician sus trabajos de investigación buscando información en Google. Lo importante para que si quiere que Google Schoolar indexe su producción que la suba a algún repositorio.

Para crear su perfil debe tener un correo gmail y a través de esa cuenta loguearse a Google Schoolar.

El sistema le pedirá que introduzcas su nombre, lugar de trabajo, una dirección de correo electrónico institucional para su verificación y temas de interés.

Aparecerá un alista que el buscador cree que son de su autoría; puede utilizarla así o, lo que parece mucho más seguro, ingresar sus artículos. También la plataforma le pedira que indique si desea que automáticamente se agreguen sus nuevos trabajos o si quiere ingresarlos manualmente.

Finamente, debería optar por hacer su perfil público para que otras personas puedan encontar en un solo lugar todos los trabajos que ha publicado en modalidad digital.

Read Full Post »


Biblioteca Nacional

La Biblioteca Nacional es la más importante del país tanto por su historia como por sus valiosas y enormes colecciones. El edificio actual, diseñado por Clorindo Testa , es un claro exponente de la arquitectura brutalista que surgió en los años 50 y tiene tanto amantes como detractores. Sin embargo, lo cierto es que es muy funcional, ya que los depósitos de los libros se encuentran en los subsuelos, alivianando el peso de la estructura elevada que se ve desde afuera, donde están las salas de lectura, que tienen unas vistas privilegiadas del Río de la Plata, el barrio de La Isla y el Puerto . Esta estructura soportada por cuatro enormes columnas de hormigón permite que se aproveche el resto de la manzana con espacios verdes .

La biblioteca cuenta, entre otras cosas, con el Fondo Bibliográfico del Tesoro (donde se guarda muchísimo material bibliográfico de gran importancia para nuestra historia), una Sala de Mapoteca y Materiales Especiales, varias salas de lectura, incluyendo una para no videntes, una sala especializada en partituras musicales y una muy importante hemeroteca que cuenta con diarios y revistas que van desde el primer periódico publicado en 1801, “El Telégrafo Mercantil”, hasta la actualidad.

Dónde: Agüero 2502
Horarios: lunes a viernes de 9 a 21 hs. y sábados y domingos de 12 a 19 hs
Más info:http://www.bn.gov.ar/

Biblioteca de la Mujer Alfonsina Storni

La Biblioteca de la Mujer Alfonsina Storni fue creada en honor a esta poetisa y escritora argentina, cuya prosa feminista buscaba la igualdad entre el hombre y la mujer. La biblioteca está ubicada en el barrio de Monserrat y su colección de libros está relacionada con la historia, psicología, filosofía y muchos temas más vinculados con las mujeres y el género . Hay novelas, cuentos, poesías y biografías de todo tipo para investigar. Tiene una sala de lectura muy cómoda y luminosa y constantemente se ofrecen talleres y charlas de temas relacionados con las mujeres y la literatura feminista.

Eventos o actividades: hay una taller de narración oral todos los miércoles de 16:30 a 18:30, dirigido por la narradora Susana Blum.
Dónde: Venezuela 1538 1º Piso
Horarios: lunes a viernes de 12 a 19.
Más info:https://www.facebook.com/BibliotecaAlfonsinaStorni

Biblioteca Miguel Cané

Esta biblioteca debe en gran parte su fama a que el mismísimo Jorge Luis Borges trabajó allí durante varios años . Borges consiguió el empleo en la biblioteca municipal Miguel Cané en 1937 y estuvo ahí hasta 1946. Allí se dedicaba a catalogar libros y, cuando tenía un tiempo libre, leía y escribía sus primeros cuentos.

Su escritorio de trabajo, donde hacía fichas de libros, escribía y leía, es un rectángulo muy pequeño que ahora se visita para recordar al gran escritor. Incluso varios escritores contemporáneos de gran importancia internacional como Julian Barnes, Mario Vargas Llosa, Jorge Edwards y Juan Villoro vinieron a visitar este reducto cuasi sagrado para la literatura del siglo XX .

Dónde: Carlos Calvo 4319, Boedo
Horarios: lunes a viernes de 8 a 22.
Más info:https://www.facebook.com/biblioteca.miguelcane
Visita virtual: en el sitio web del Gobierno de la Ciudad se puede acceder a una visita virtual de algunas bibliotecas. Aquí está la de la Biblioteca Miguel Cané: http://www.buenosaires.gob.ar/areas/cultura/dg_libro/visita_virtual_miguel_cane/index.html

Biblioteca Ricardo Güiraldes

Luego de varias mudanzas, esta biblioteca que fue inaugurada en 1928 en Mataderos, llegó hasta su ubicación actual en la calle Talcahuano. Lleva el nombre Ricardo Güiraldes en honor al famoso escritor, autor de Don Segundo Sombra (además de muchas otras obras), que en su momento fue parte de la Comisión Honoraria de Bibliotecas Municipales.

La casa en la que está situada es imponente por la elegancia de su construcción estilo Tudor . De hecho, se realizan visitas guiadas para escuelas, entre otras actividades, para recorrer la casona.

Otro de los atractivos de esta biblioteca es que tiene dos colecciones muy importantes: la Colección Felix Corso , que abarca material educativo para nivel secundario, universitario y libros de ficción, y la Colección Marcos Aguinis , donada en 2001 por este escritor y compuesta por 1.500 libros de su biblioteca particular.

Dónde: Talcahuano 1261, Retiro
Horarios: lunes a viernes, de 9 a 20 hs
Más info:https://www.facebook.com/bibliotecaricardoguiraldes
Visita virtual:http://www.buenosaires.gob.ar/areas/cultura/dg_libro/visitavirtual/index.html

Biblioteca Nacional de Maestros

Ubicada el Palacio Pizzurno, esta biblioteca pública está especializada en Ciencias de la Educación y pedagogía y depende del Ministerio de Educación. Tiene un sistema muy moderno para difundir su patrimonio bibliográfico a través de catálogos, colecciones especiales, programas de actividades y un sitio web bien actualizado y funcional.

Además de ser una excelente biblioteca por sus servicios y por el material que posee, vale la pena visitarla para poder admirar todo el esplendor del Palacio Pizzurno, que es un Monumento Histórico Nacional .

Dónde: Pizzurno 953.

Horarios: lunes a viernes de 8:30 a 21 hs y sábados de 9 a 14 hs.
Más info:www.bnm.me.gov.ar

Biblioteca del Congreso de la Nación

La Biblioteca del Congreso se creó en 1859, con el propósito de asistir a los legisladores de ambas Cámaras, a los investigadores y al público en general. Se especializa en temas de materia legal y cuenta con uno de los acervos documentales más importantes del país, con más de 3.000.000 de piezas bibliográficas. Además, su hemeroteca tiene más de 7.000 títulos de colecciones de diarios y revistas argentinos y extranjeros.

Desde 2012, la Biblioteca también cuenta con una nueva sede administrativa que actúa a su vez de espacio cultural . Esta segunda sede está ubicada en Adolfo Alsina 1835. El edificio incluye un microcine para 140 espectadores con imagen 3D, entre otros espacios de exposición y salas para talleres y cursos.

Eventos o actividades: ya empezó la temporada 2014 de cine en la Biblioteca del Congreso con dos ciclos, uno cubano y el otro europeo de los 60, que se desarrollarán durante marzo. La entrada es libre y gratuita y todas las funciones se realizan a las 19 horas en la Sala Leonardo Favio, ubicada en el subsuelo del Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso, en Alsina 1835.
Dónde: Hipólito Yrigoyen 1750
Horarios: lunes a viernes de 8 a 24 hs. Sábados y domingos de 10 a 20 hs.
Más info:http://www.bcnbib.gov.ar/

Fuente: Revista OHLALÁ!

Read Full Post »


Read Full Post »


Intentar descargar o al menos abrir, para leer, uno de los libros digitales de cualquiera de los acervos adquiridos por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a finales de 2012, cuyo costó superó los 350 millones de pesos, es cosa casi imposible porque no sólo es de difícil acceso, además es poco funcional para los usuarios habituales de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

Entrar a esos “cerebros digitales” de la palabra requiere más que curiosidad para descubrir qué hay en los catálogos de los cuatro proveedores internacionales: Ebsco, Azabache, Mienciclo y Benchmark, pues son acervos que no han tenido ninguna difusión entre los usuarios, ni entre los propios bibliotecarios.

Se trata de materiales comprados de manera arbitraria por la pasada administración de Conaculta, mediante convenio con la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), que además están pensados para el lector hispano, pero no responden a los requerimientos de las distintas poblaciones de México. En esos acervos hechos para usuarios de España, hay de todo: enciclopedias iberoamericanas, enciclopedias españolas, audiolibros, cursos de inglés y una amplia base de datos con más de 28 mil artículos y más de 30 gráficos e ilustraciones de medicina con recomendaciones de médicos pero en Perú.

Para ingresar a los catálogos y ver textos completos se requiere un nombre de usuario y una contraseña; sólo un acervo proporciona al lector los dos datos pero no siempre se puede abrir los textos; la mayoría de los acervos que fueron adquiridos están bloqueados e incluyen la leyenda “Acuda a la biblioteca pública de su localidad”; sin embargo, al llegar a la Biblioteca de México nadie sabe cuál es la contraseña, los trabajadores argumentan que nadie les había pedido la contraseña y que a ellos sólo les han informado de la actualización de la página.

En otras bibliotecas de la ciudad, centrales o de barrio, como la Biblioteca Central de Iztacalco y la Reforma II, en Agrícola Oriental, nada saben de esos “cerebros digitales” y lo que hacen es ayudar a resolver los problemas de los estudiantes que van allí a hacer la tarea, o las aulas digitales no funcionan porque no hay personal que las atienda.

Son acervos que no cumplen con los requerimientos de acuerdo a cada comunidad, porque “no es lo mismo una comunidad de pescadores en Oaxaca que una comunidad de empresarios en San Pedro Garza, en Monterrey”, dice Valentino Morales López, doctor en Bibliotecología y estudios de la información de la UNAM.

Sin alcances para los estudiantes

Se trata de acervos que nada tienen que ver con las comunidades de México, que son materiales con mirada global pero no local, que son productos poco atractivos y de difícil acceso. Tan sólo los libros de la Biblioteca Digital —cuyo acervo es propiedad de la Biblioteca de México de La Ciudadela— fue tan mal digitalizado que pesa más de 100 megas, lo que implica que en las computadoras de la misma Ciudadela se requieran 2 horas y media para “abrir” los textos completos.

Morales López, quien es autoridad en el tema de la bibliotecología en México, asegura que esos libros digitalizados pueden ser interesantes “para gente de filológicas de la UNAM, de estudios literarios de la IBERO, quizás a un estudiante de tesis, pero no para un niño, que son los que llegan a las bibliotecas públicas para hacer la tarea”.

Después de revisar y navegar por los acervos digitales, cuya compra fue calificada como “daño al erario público” por la Auditoria Superior de la Federación durante la revisión de la Cuenta Pública 2012, Morales López dice que no hubo estrategia de adquisición, sino que privó la idea de los nuevos ricos que piden llenar de libros su biblioteca.

“No tuvieron visión para decirle a la empresa ‘yo lo que quiero es esto, no lo que tú quieras y de acuerdo a estos elementos’, porque no sabían lo que querían. Eran como nuevos ricos: ‘lléname la casa de libros’. Pues sí ¿pero de qué tendencia, para quiénes, en qué nivel, de qué lenguaje? ‘No, pues quiero todo lo que tengas’. Pues entonces ‘sacamos todo el almacén y te lo damos’. Eso es lo que pasó en muchos de estos casos porque sacaron acervos que ya tenían sistemas más o menos hechos y que respondían a las necesidades de otras comunidades como Perú o desde luego España”, puntualiza el miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Valentino Morales López cuestiona incluso el nivel tecnológico del país y le pregunta a la institución cultural: ¿estamos preparados tecnológicamente? Dice que la encuesta del INEGI del año pasado arroja que 31% de la población de México tiene acceso a las TIC, pero 68% no tiene acceso ni a computadoras ni a Internet. “¿Cómo ofreces un formato donde dejas de lado casi a 70% de la población?”.

Comprados los acervos desde finales de 2012, son materiales que no se han usado porque no ha habido un proceso de difusión entre los bibliotecarios de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y los usuarios potenciales.

Ni Daniel Bárcenas Villagrán, a cargo de la Biblioteca Central de Iztacalco, ni José Roberto Bolaño, responsable de la biblioteca Reforma II, ni Aída Varela, jefa de la unidad de departamento de Proyectos Educativos de Iztacalco, a cargo de los 11 recintos públicos de la demarcación, saben nada de los acervos digitales de los que pueden hacer uso.

Ya hubo derroche, cacaréalo

Valentino Morales López ha estudiado la funcionalidad de las bibliotecas públicas, las estrategias que usan las trasnacionales para vender sus productos y lograr mayores ganancias, sabe de las licencias de adquisición y el uso de la información en Internet, también de que si ya se adquirieron los recursos digitales pues hay que sacarles provecho.

“Ya lo compraron. Ya qué. Pero en lugar de aprovecharlo no se divulga, no se explica ¿por qué‘ no lo divulgas? Ya está el daño, aprovechémoslo, dalo a conocer, preséntalo, cacaréalo. Ya hubo un derroche, pues difúndelo; ¿por qué lo escondes debajo de la alfombra?”, cuestiona.

Con sólo hacer una revisión puntual de lo que Conaculta ofrece en la llamada Biblioteca Digital, que dice en su página está dirigida a “niños, jóvenes y adultos; estudiantes y profesores de los diferentes niveles educativos; autodidactas e interesados en aprender un oficio”, Valentino Morales comprueba que no hubo una estrategia de adquisición.

“La estrategia implica diagnóstico de lo que tengo. ¿Tengo infraestructura?, ¿tengo definido claramente para qué públicos trabajo? La iniciativa es buena, pero necesitamos aprovecharla, sería muy importante que desde la escuela se pudieran acceder a esos recursos”.

Fuente: El Universal

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Twitter es algo más que una simple red social. Es una manera ágil de comunicarse con otros, estar informados, hacer contactos e incluso conseguir trabajo. Por lo tanto, Twitter es un excelente canal para proyectar una imagen profesional.

Veamos una serie de pautas que nos permitirán hacer un perfil atractivo, que llame la atención a las personas y a las empresas o instituciones.

Una buena biografía es fundamental, hay que ser conciso y breve: quién es, a que se dedica, cuál es su filosofía
Defina de que va a hablar en su perfil , cuáles serán los puntos fuertes de su discurso
Diferencie y personalice su perfil con un avatar adecuado
Facilite otras direcciones web dónde lo puedan ubicar

Tenga en cuenta que esta red social tiene un poder muy amplio para dar visibilidad a una persona. Pero para lograr esa visibilidad hay que ser muy activo y participar todos los días de manera constante.

Sabemos que si la intención es de usar el perfil para conseguir un empleo tenemos que tener en cuenta que es una herramienta que lo ayudará pero, no obstante, hay que entender que el mercado laboral está muy difícil y por lo tanto, encontrar un trabajo también requiere de un trabajo y disciplina constante, acrecentando el número de contactos e invirtiendo cierto tiempo diario de conexión.

Quizá le conviene poner usar un ícono con la leyenda “contrátame”; usar #curriculum con un enlace y descripción de su currículum vitae; seguir a gente con la que le interesaría trabajar; intervenir en conversaciones relacionadas con el mundo laboral; usar la aplicación de Twitter en un smartphone para estar siempre conectado; asegurarse que su nombre en la red social sea estrictamente profesional; realizar comentarios útiles; tuitear sobre el trabajo que está buscando; tener muchos seguidores; ayudar a otros a encontrar trabajo; etc.

Las redes sociales son un medio óptimo para conseguir y generar empleo, pero también requieren de cuidado ya que si nuestro perfil no es adecuado estamos cerrando puertas valiosas para siempre. Hay que cuidar nuestro perfil, optimizarlo y aprender previamente como sacar provecho de este medio antes de ingresar a la red.

De ahí la importancia de de crear una buena imagen personal, estar actualizado con las novedades profesionales y opinar sobre ellas, no subir apreciaciones personales o comprometedoras desde el punto de vista político y religioso.

Manténgase en el plano estrictamente profesional y recuerde que no importa si desea usar este medio para buscar trabajo ya que un buen reclutador buscará toda la información disponible sobre usted en todas las redes sociales, por eso hay que se extremadamente cuidadoso al utilizar estos medios en lo que se refiere a opiniones que podrían ser comprometedoras o sensibles para otras personas.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »

Older Posts »