Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2010


¿Por qué deberíamos prestar atención a la conservación a largo plazo de la información digital en un momento en el que las posibilidades de almacenamiento nunca han sido tan abundantes ni tan baratas?”, se pregunta un estudio realizado por la Academia Nacional de Tecnologías Francesa (NATF). La respuesta de los investigadores es tan sencilla como inquietante: los discos grabables están en constante deterioro, incluso cuando no se utilizan, y tienen una esperanza de vida limitada a entre cinco y diez años. “Los fabricantes quieren hacernos creer que sus medios de almacenamiento mantienen los datos para siempre, pero no es así”, resume Franck Laloë, coautor del informe y director de investigación en el Centro Nacional francés de Investigación Científica (CNRS).

A principios de la década de los ochenta, cuando empezaron a aparecer los primeros CD, se dijo de ellos que eran un soporte casi indestructible. Se les auguraba una vida superior a los 100 años al no existir contacto físico entre el disco y el láser que interpreta los contenidos que alberga. Pero hay muchos otros factores que influyen en la degradación del soporte. “Al deterioro físico, sobre todo a los arañazos, hay que sumar aspectos como cambios bruscos de temperatura, humedad, sobreexposición a la luz, etc.”, explica Juan Martos, director de laboratorio de Recovery Labs, una compañía española especializada en recuperación de datos en todos los soportes.

Los discos grabables se deterioran, aunque no se utilicen

En ese tipo de daños no influye directamente el usuario, que ha grabado el disco, lo ha guardado dentro de una caja y cree que podrá acceder a la información muchos años después. Según los investigadores del NATF, el riesgo de perder esos contenidos es proporcional al tiempo transcurrido. El problema es que los discos se estropean incluso si se almacenan cuidadosamente, advierten los investigadores. Las pruebas realizadas ponen de manifiesto que la elección de un fabricante conocido no asegura necesariamente una vida mayor de los discos y que, cuanto mayor es la densidad de información de los soportes físicos, mayor es su fragilidad. Así, los CD grabables son más resistentes que los DVD y estos, a su vez, lo son más que los discos Blu-ray.

“Los CD ya han demostrado que no son un soporte duradero a largo plazo”, añade Andrés Maldonado, jefe de desarrollo de negocio de Kingston, fabricante de memorias USB y tarjetas de almacenamiento. Su compañía garantiza la vida de los datos albergados en sus soportes por un período de diez años, aunque Maldonado se apresura a añadir que esa cifra no implica que la duración de memorias y tarjetas no sea mayor. “Siempre que se haga un uso normal de ellas y no se les someta a temperaturas extremas, no tienen por qué fallar”, explica.

Martos aclara que uno de los problemas más comunes en el caso de CD y DVD son las averías lógicas, las que se producen por una grabación mal terminada. “En algunos casos, el usuario puede ver los nombres de las carpetas y los archivos, pero no puede acceder a ellos. En realidad, es como si se hubiese hecho el índice de un libro pero el contenido no estuviese adjunto. La información en ese caso es irrecuperable porque, de hecho, no está”. El director de educación de la compañía de seguridad Eset, Fernando de la Cuadra, apunta, en el caso de los daños físicos, otro factor importante: “Los CD y DVD de hace unos años estaban realizados con mejores materiales de lo que lo están ahora. El abaratamiento del precio final se ha traducido en algunos casos en una reducción de la calidad de los materiales”.

Las condiciones ambientales influyen en su desgaste
Fallos físicos y lógicos

Un estudio realizado en 2007 por Google sobre la vida útil de los discos duros tampoco planteaba a estos soportes como soluciones a largo plazo. “También tienen fecha de caducidad; se estima en unos cinco años”, indica Martos. Al contrario de lo que se suele creer, un disco duro que no está funcionando de manera constante tiene más riesgo de averías que uno que está permanentemente conectado. “Si el calor al que está sometido es continuo no tiene por qué ocurrir nada, pero pasar de 15º a 50º provoca que las piezas mecánicas sufran más estrés por la dilatación y la contracción y puede dar lugar a errores”, añade Martos.

Recovery Labs tiene un porcentaje de éxito del 70% en la recuperación de datos en soportes dañados. Su jefe de laboratorio explica que, pese a la elevada cifra, hoy es más difícil recuperar la información de los discos duros que antes. “La miniaturización influye. Son cada vez más pequeños, tienen más información y es más difícil encontrar repuestos, que a la vez es una de las áreas que más encarece la reparación cuando se trata de averías físicas”.

Abaratar su precio se traduce en el uso de materiales de peor calidad

Martos destaca que, aunque la mayoría de sus trabajos de recuperación están centrados en los discos duros, se ha producido un incremento de los servicios relacionados con las tarjetas de memoria, las que se utilizan en cámaras de fotos. Aún se trata de una demanda minoritaria, pero fabricantes de tarjetas como Transcend han empezado a incorporar a sus tarjetas CF industriales (centradas en aplicaciones profesionales como instrumental médico, sistemas de automatización de fábricas o infraestructuras en red) un software para controlar automáticamente las celdas de la tarjeta, mover los datos a otro bloque antes de que este sea incapaz de alojarlos e informar cuando se alcanza el umbral de seguridad para los ciclos de escritura y borrado.
La migración perpetua

Si los usuarios no pueden depender de conservar en CD o DVD sus archivos, y si los discos duros también tienen un índice elevado de error con el paso del tiempo, ¿qué solución es la que deberían adoptar los usuarios para la conservación de datos a largo plazo? Los investigadores del CNRS apuestan por un remedio sencillo. En su opinión, sólo un constante traslado de datos garantiza la conservación de los mismos, con el coste y las molestias que cada migración conlleva. “Por desgracia, no existe una solución clara al problema del almacenamiento a falta de un método decisivo y ampliamente aceptado. El único consejo que podemos dar a la gente es copiar sus datos a través de múltiples discos y renovar sus copias de seguridad en nuevos soportes cada cierto tiempo”, reconocen.

Los expertos apuntan a la copia en la nube’ como una alternativa

De la Cuadra añade una serie de recomendaciones básicas centradas en la multiplicación de fuentes. “No hay que fiarse de una única copia de seguridad. Hay que almacenar la información en distintos formatos”, explica. Una de las opciones más utilizadas en los últimos años es el almacenamiento online, empresas que almacenan los datos de los usuarios en sus servidores. Aunque la mayoría de estos servicios son de pago, existen opciones gratuitas que reservan un espacio limitado. Microsoft, por ejemplo, lanzó hace tres años SkyDrive, que entonces ofrecía 5 GB de almacenamiento online y hoy ha ampliado el espacio hasta 25 GB por cuenta de correo.

El usuario ha encontrado en este tipo de soluciones una serie de ventajas añadidas. Además de mantener otra copia de sus archivos, puede acceder a ellos desde cualquier ordenador con acceso a internet. También permiten especificar el acceso selectivo tanto a usuarios como a documentos, facilitando la labor de compartir. Es el caso de Flickr, que ofrece un servicio gratuito limitado a 100 MB de fotografías al mes y otro de pago llamado Pro en el que no existe límite de almacenamiento.

En el fondo, el problema de la vida útil de los soportes sigue ahí, pero el usuario está trasladando la responsabilidad al proveedor. “Es una buena opción”, razona De la Cuadra, “porque las empresas que lo ofrecen suelen mantener actualizados sus discos. Además, no sólo es necesario tener una copia de seguridad en caso de avería, sino también porque hay otros factores que pueden impedir acceder a la información, como los virus. Incluir la copia de seguridad periódica como un hábito informático es muy importante”, añade.

El almacenamiento en distintas fuentes, pese al gasto que supone, puede considerarse una inversión de futuro. “Hemos tenido clientes que nos solicitan la recuperación de un disco duro en el que hay varios GB de música descargada. Pese a que no han pagado por ella, sí están dispuestos a pagar por recuperarla”, concluye Martos.
Borrar los datos, tan difícil como conservarlos

Si la pérdida involuntaria de datos es un problema, también lo es la destrucción segura de información confidencial. Recovery Labs compra discos duros de segunda mano para surtirse de las piezas que después solucionarán las averías mecánicas de sus clientes. Descubrieron que algunas empresas borran la información de los discos duros para eliminarla, sin ser conscientes de que los datos se pueden recuperar y ser accesibles a terceros. Decidieron entonces lanzar una nueva área de negocio, la del borrado seguro.
La información borrada permanece oculta a simple vista, pero es posible llegar a ella. Según sus datos, más del 80% de los discos adquiridos contenía información confidencial de sus anteriores propietarios. Sólo hay dos formas de asegurarse de que los datos de un disco duro no sean accesibles: la destrucción física del soporte o la sobreescritura, que rompe la estructura que permitiría acceder a esos archivos. Recovery Labs reconoce que lo más complicado es hacer eliminaciones de contenidos concretos. En el caso de querer hacer un borrado seguro de todo el disco, la velocidad a la que se realiza es de 1 GB por minuto.

Fuente: Publico.es

Read Full Post »

Copyleft


Lic. Patricia Allendez Sullivan

El origen de copyleft fue en la década del setenta con el desarrollo del software para una industria nueva como la informática; en cambio, hoy en día, este concepto lo encontramos relacionado con la producción literaria y cinematográfica.

El término copyleft surge de un mensaje contenido en el programa Tiny Basic. En el listado de este programa se encuentra la frase “@copyleft” y “todos los perjuicios reservados”, en contraposición a copyright y todos los derechos reservados, que suelen emplearse al hablar de derecho de autor. La diferencia entre ambos términos es que los registros de copyleft garantizan la libertad de difusión de programas informáticos de acuerdo al deseo de sus creadores.

En la Web de la fundación Copyleft, se define este término diciendo que es un “grupo de licencias cuyo objetivo es garantizar que cada persona que recibe una copia de una obra pueda a su vez, usar, modificar y redistribuir el propio trabajo y las versiones derivadas del mismo”. Unas se permite el uso comercial de dichos trabajos y en otras ocasiones no, dependiendo que derechos querrá ceder el autor.

Un programa es libre cuando se lo pone bajo dominio público, sin derechos de autor. De esa manera, la gente puede compartir el programa y sus mejoras si lo desea. Pero aquellos que o son tan cooperativos pueden convertir ese programa en un software privado.

Por otra parte el copyleft incentiva que los programadores se sumen al software libre, o cuando deciden contribuir a su mejoramiento, obteniendo el permiso para hacerlo.

Para emplear el copyleft en un programa, se debe declarar que sus derechos están reservados (o sea, que tiene copyright). Después hay que añadir términos de distribución, ya que esta es la herramienta legal para garantizar los derechos de utilizar, modificar y redistribuir el código del programa o de cualquier programa derivado del mismo, sólo si los términos de distribución no son alterados.

Cuando un desarrollador de software le interesa que este sea privativo emplean el copyright para que los usuarios no puedan usarlo o alterarlo, en cambio, si el programa está protegido por copyleft, significa que es una forma de emplear los derechos de autor en un programa.

Es común que hoy escuchemos la frase cultura copyleft, noción que involucra una enorme diversidad de de prácticas y acciones, pero también de campos y contextos sociales diversos de producción.

El autor de una obra copyleft concede los derechos de su obra a los demás, con la condición de que cualquier modificación a la obra original mantenga la misma licencia que ésta.

La ventaja de copyleft es que permite acceder a la información gratuitamente, logrando que el conocimiento sea realmente libre y que los creadores e intelectuales puedan supervisar el destino de sus trabajos.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Por J. L. Rarder

Yo creo que:

• La Biblioteca puede ser el medio para descubrir nuevos genios como Milton, Newton, Miguel Ángel.
• La Biblioteca puede desterrar el Analfabetismo.
• La Biblioteca puede disipar la ignorancia, causa de vidas improductivas.
• La Biblioteca puede desviar del crimen y el vicio, la mente de la juventud.
• La ilustración y el auxilio de la Biblioteca hacen girar más libremente las ruedas de la industria.
• Los desconocidos recursos de la Biblioteca son las llaves que abren los misterios de la ciencia, la literatura, el arte y la vida misma.
• La Biblioteca es la sembradora de conocimientos y verdades por todo el mundo.

Fuente: Boletín Sinicyt, Quito Ecuador.

Read Full Post »

Almacenando la información


Lic. Leonor Nayar

La forma clásica de almacenar información es la escritura, sin embargo, no es la única que existe. En tiempos en que aún no existía esa forma de comunicación fue la memoria del hombre la que permitió almacenar una serie de hechos importantes para la humanidad.

Por ese motivo, se suele hablar de la prehistoria del libro, presidida por el llamado “libro oral”, primera forma que tuvo el libro y que incluso ha convivido por él durante un largo tiempo.

El libro oral permitió la transmisión de mitos, himnos, normas religiosas, códigos legales, poemas épicos, etc. En Egipto y en Mesopotamia ésta fue la forma en que se transmitían de generación en generación.

Lo mismo ocurrió en el mundo griego con los rapsodas que se trasladaban entre diferentes pueblos recitando las creaciones de Homero.

Hay grandes diferencias entre estas dos primeras formas de almacenar información. La oral precisa de un contacto personal, de buena memoria y de la observación para comprender si el receptor a entendido o no lo que se acaba de relatar. Así como, si será capaz de trasmitirla a otros.

El almacenamiento escrito, en cambio, puede ser recuperado en cualquier lugar y momento, siempre que se conozca el código para descifrar el mensaje.

En cuanto a la fiabilidad de ambas, la memoria del hombre no es ilimitada, puede fallar, puede perderse debido a su finitud o a algún problema que lo afecte, en cambio, el escrito tiene mayores posibilidades de perdurar en el tiempo. Además, su almacenamiento es ilimitado. La palabra escrita se puede manipular, reinterpretar, analizar y transformar. El resultado de esta operación será un nuevo escrito que se pondrá a consideración de un grupo o de la sociedad en general.

Sin embargo, la palabra escrita también puede perderse si no se toman los recaudos suficientes para su correcta conservación.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Lic. Leonor Nayar

No importa la edad que uno tenga, igual que la experiencia que se acredite; el primer día de trabajo en un lugar nuevo es muy difícil. Se trata de una experiencia que puede marcarlo para siempre. Uno está tan ilusionado por haber sido seleccionado en un proceso ante tantas otras personas que también lo intentaron, que uno está muy nervioso ya que comenzamos una nueva aventura hacia lo desconocido.

Este primer día debemos rendir examen ante nuestros nuevos compañeros y quizá, es una situación una situación mucho más estresante que cuando nos presentamos ante el reclutador. No sabemos lo que este grupo de personas espera o piensa de nosotros.

Es necesario cuidar cada uno de los detalles y no dejar nada librado al azar. Es importante escoger la ropa que se va a emplear el primer día ya que es la que los otros van a recordar por mucho tiempo. Como se lleva esa ropa, que se dice, como se gesticula; la primera impresión es la más importante y puede ser lo que marque la diferencia.

Es importante también, que en este primer día de trabajo prestemos mucha atención a los nombres del personal, cuál es la tarea que desempeña cada uno, cuáles son sus intereses. Sin embargo, no se angustie si no recuerda todos los nombres, en el primer día es poco probable que lo logre. Pero, aún así, trate de llamar a algunos por su nombre, incorporando de a poco a su memoria el nombre de los restantes.

Recuerde, escuche con atención todo lo que le dicen y trate de no hablar mucho. No sugiera cambios de ningún tipo, usted recién llego e indudablemente aún no tiene manejo ni conocimientos de los códigos del lugar.

Desde el primer día establezca un ritmo de trabajo, para ello, mire a su alrededor y estudie el desempeño de los demás buscando su propio ritmo.

Cuando llegue a su casa, lo primero que debe hacer es anotar el nombre de sus compañeros, por lo menos los que recuerde, añadiendo alguna particularidad que haya observado para identificarlos con rapidez, así como su cargo o funciones dentro o fuera de la Unidad de Información.

Por último, es importante que nunca deje de ser usted mismo, ni descuide el trabajo en sí mismo por hacer sociales, ya que no le servirá el hacer muchos amigos en el trabajo si es despedido por no concentrarse en él.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


El Concello de Pontedeume ha iniciado un proyecto de larga trayectoria que dará como resultado la digitalización del archivo histórico del municipio.  Éste, a día de hoy,  está recogido en 1.000 unidades de instalación y los primeros trabajos han sacado a la luz un total de 45.343 hojas o documentos, que son los correspondientes a las primeras 50 cajas digitalizadas. Fruto de este inicial contacto con la historia documental del municipio eumés han sido redescubiertos libros de actas capitulares que se remontan al siglo XVI (1533), padrones y censos de habitantes del siglo XVIII (1712) y libros de cuentas de propios, arbitrios y consumo que van del año 1579 al 1625. Aunque estos documentos son mayoría de los hasta ahora digitalizados, del trabajo realizado también han trascendido otras reliquias, entre las que cabe citar el libro copiador de privilegios y registrador del Concello, del año 1756, y documentación relativa a los acuerdos de las juntas de propios que tuvieron lugar entre los años 1764 y1801, además de las obras pías de Noguerido y Mancebo.

Ayuda estatal > El Ayuntamiento de Pontedeume acometió el proyecto con cargo a las ayudas del Plan E del Gobierno central y, según confirmó ayer a este diario el responsable de Cultura de Pontedeume, Eugenio Otero, el gobierno municipal tiene la intención de continuar el trabajo iniciado con la digitalización, en un principio, del archivo histórico para, a continuación, hacer lo propio con el administrativo. El responsable municipal apuntó que el objetivo cumple una doble función: por un lado salvaguardar la riqueza documental del municipio, a la vez que facilitar el acceso a la misma por parte de investigadores y eruditos. Tampoco descartó la posibilidad de que, a más largo plazo, se pueda recurrir a las nuevas tecnologías para colgar en la red aquellos documentos de pueden resutar de interés. Por el momento, la labor realizada corrió a cargo de al empresa Foga, con sede en Santiago, que puso el asunto en manos de Juan Carlos Fernández Martínez. El trabajo se llevó a cabo entre mediados de mayo y la segunda quincena de agosto.

Fuente: http://www.diariodeferrol.com/index.php/periodico-impreso/comarcas/6082-b-noticia

Read Full Post »


Read Full Post »

Older Posts »