Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 mayo 2013


Equipo de CCINFO

Es importante aprender a decir no, a veces cometemos muchos errores corregibles simplemente empleando esa palabra.

Solemos anteponer la satisfacción de otros sobre nosotros mismos, convirtiéndonos en sujetos infelices.

Es cierto, decir no suele ser difícil, pero no por eso imposible. Aprender a decir no es una de las habilidades más importante que beneficiara nuestra calidad de vida.

Muchas personas no pueden decir no por diferentes razones, algunos razonables, otros altruistas, pero, lamentablemente podemos decir que el 100% son equivocados.

Veamos algunos motivos:

Quieren ayudar a otro sujeto, no hacerlo pone en evidencia un acto egoísta.
Temen ser rechazados, marginados por sus pares y aquellos que no lo son. Buscan continuamente la aprobación de los demás.
Consideran que es imposible decirle a esa persona que no.
Temen los enfrentamientos, quieren mantener el buen clima laboral. Evitan correr el riesgo de que una relación laboral termine, e incluso dar así por finalizado una buena oportunidad por atreverse a disentir con otro.
Cuando dicen que no se sienten culpables, intranquilos y se auto castigan aunque su decisión sea totalmente racional y lógica.
Temen que si dicen que no en el futuro se le cerraran otras puertas.

Si bien no es necesario decir no a todo, en ocasiones resulta positivo hacerlo. Por eso, para no sentirnos incómodos al tomar una decisión de ese tipo debemos buscar motivación en lo siguiente:

Debemos tener en claro nuestras metas y objetivos y priorizar nuestros proyectos.
Valorara nuestro tiempo. Que quede claro que a veces decimos que si y otras que no según nuestros propios intereses, y que siempre priorizaremos proyectos que sean de nuestro interés.
Si una relación se deteriora por una negativa, simplemente significa que esa relación era muy interesada.
Nunca debemos aceptar un abuso.
Cuando le digamos que no a alguien debe ser con respeto, educación y firmeza. Argumentando nuestra decisión.

Es importante que nos valoremos a nosotros mismos, que establezcamos prioridades, que aprendamos a argumentar, es la única forma de respetarnos y ganar el respeto de los demás.

Fuente: Consultora de la Ciencias de la Información

Anuncios

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Todo profesional del área educativa debe mediar entre dos ámbitos hostiles el mundo de la educación y el mundo del trabajo. No por eso son ámbitos irreconciliables.

Estamos convencidos de que tanto la educación secundaria como la universitaria actualmente no enseñan las habilidades ni aportan un valor agregado a los estudiantes para enfrentar el mercado laboral. Y realmente esto sumamente peligroso teniendo en cuenta que vivimos en un mundo que ha llegado a un grado de evolución en el que la clase media ve como desaparecen los empleos de sueldo medio o medio alto y calificación media.

Poco a poco vemos como en las ofertas laborales se solicita profesionales con una calificación más elevada; entonces, los empleadores cada vez exigen más una mayora cantidad de competencias a los profesionales y muchas veces estas son obsoletas en poco tiempo.

Por lo tanto, el objetivo de la educación en estos tiempos debiera concentrarse en la palabra innovación. Desde la escuela secundaria se le dice a los estudiantes que deben continuar con estudios universitarios sin embargo, es más importante que en ambos niveles se prepare a los estudiantes para innovar y agregar valor a lo que hacen.

En épocas como en las que vivimos cuando podemos acceder con rapidez al conocimiento desde Internet el valor de lo que se sabe disminuye en relación a lo que se puede hacer con lo que se sabe.

La capacidad de innovar y de resolver de manera creativa todos los problemas que se pueden presentar, proponer nuevas posibilidades y hacer uso de habilidades como el pensamiento crítico, la comunicación y la colaboración, son más valorados en los lugares de trabajo el conocimiento teórico y académico en sí.

En el trabajo a un profesional se le puede enseñar a interactuar con los sistemas informáticos que hoy en día se emplean en la biblioteca, no obstante, hay algo que no se les puede enseñar y es fundamental que puedan hacerlo y eso es “pensar”, tomar la iniciativa y a formular preguntas que sean adecuadas y pertinentes en cada ocasión.

A generaciones anteriores de bibliotecarios en su gran mayoría les resultó sencillo encontrar un trabajo, sin embargo a las nuevas generaciones se le complejizará ya que deberán reinventar su trabajo.

Seguramente los jóvenes profesionales lograrán encontrar un primer trabajo pero dado los cambios que producen las tecnologías deberán reinventar y reimaginar ese trabajo.

Si bien todo profesional seguirá necesitando conocimientos básicos, también necesitará una batería de habilidades y motivación. De ahí que la educación deberá incentivar en los estudiantes la motivación, algo que todo graduado deberá conservar, aún cuando en su trabajo no reciba motivación del medioambiente.

Las personas motivadas son curiosas, persistentes, saben correr riesgos, y continuamente incorporan nuevos conocimientos y habilidades. Podrán encontrar nuevas oportunidades e incluso serán los creadores de esas nuevas oportunidades, y es así, como lograran que una carrera tan tradicional como la bibliotecología no desaparezca y se transforme según avancen las nuevas exigencias del mercado laboral.

El reto de los educadores ante este panorama es estimular a sus estudiantes y enseñarles la habilidad de aprender mediante juegos, pasión y determinación. Es necesario preparar a estos nuevos profesionales para la excelencia en el desempeño y para ello deben monitorear que se perfeccionen a lo largo de la cursada de la materia y no juzgarlos simplemente por la nota que obtienen en el último examen.

De esa manera se logra la formación de profesionales con conocimientos más sólidos y abiertos a nuevas perspectivas.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Licenciada en Bibliotecología, referente de las Bibliotecas Populares de la Provincia de Córdoba disertó ayer sobre “Los usuarios del siglo XXI y la alfabetización informacional” en las VI Jornadas de Bibliotecología que continuarán hasta mañana en Belgrano 431 y Sarmiento 268.

¿Qué es la alfabetización informacional?

La alfabetización informacional está dirigida a los usuarios del siglo XXI que se manejan mucho con la tecnología y que a veces no la saben explotar. Entonces desde la biblioteca y su rol de educadora lo que pretende la alfabetización infomacional es justamente capacitar a los usuarios para que puedan aprender a manejar las nuevas tecnologías y toda la información que tenemos disponible actualmente, para que los usuarios puedan aprovecharla de manera más eficiente.

¿Cómo surgen los estudios de alfabetización informacional?

La alfabetización de información surge como una necesidad, ante la explosión de la información. Hay tanta información por diferentes medios, en distintos soportes que tenemos que saber discriminar, saber qué es lo que necesitamos y para qué lo necesitamos, buscar las diferentes fuentes, seleccionar, evaluar lo que hemos recuperados y así determinar que el autor tenga autoridad en la materia y que sea verídica toda la información que allí se presenta. Después de esto debemos aprender a usar esta información como transformarla en nuevo conocimiento y comunicarla. Esencialmente esto es lo que es la alfabetización de la información.

¿Cómo se estudia al usuario?

Para llegar a realizar este análisis tuvimos que pasar por muchos años de estudio con nuestro equipo “usuarios de la investigación”. Empezamos a trabajar mucho en ese teman: primero con las bibliotecas escolares que fue el producto del libro que es por el cual nos invitaron a este encuentro: “Bibliotecas, usuarios y servicios”. Sin embargo nos basamos generalmente en realizar estudios que tengan como objetivo brindar mejor ayuda a nuestros usuarios. Es por ello que seguimos informándonos en la Universidad Nacional de Córdoba.

¿Para analizar a los usuarios se debe tener en cuenta el avance de las Tic’s?

En realidad la explosión de la información va muy de la mano con las TIC y es por eso que en la charla que dimos explicamos en un primero momento lo que es la alfabetización infomacional, en segundo término hablamos sobre su relación con las TIC y en tercera instancia sobre los bibliotecarios en relación con la alfabetización informacional, tratando de abarcar todas las amplias gamas que nos presenta.

¿El uso de las nuevas tecnologías causa el alejamiento de las bibliotecas?

Es posible que haya disminuido la visita de los usuarios a las bibliotecas, pero el rol del bibliotecario sigue vigente justamente por el cúmulo de información que se nos presenta a los bibliotecarios a tomar más control, ya que somos quienes tenemos que ayudar en la selección y determinación de la necesidad. En nosotros está la recuperación de la información para que los usuarios lleguen a la información que necesitan y que con ella puedan llegar a tomar decisiones en todos los aspectos de la vida tanto en los aspectos académicos, como los estudiantes. A los que necesiten datos relacionados a la salud y sobre informaciones legales, para todos los aspectos nos sirve estar alfabetizados informacionalmente, porque los programas de alfabetización nos ayudan a aprender para toda la vida. Con ello tendremos las herramientas para seguir siempre aprendiendo que es algo necesario por el constante avance en nuestra época que continuamente nos provoca ir aprendiendo. Sin embargo tenemos que tener en cuenta que el libro sigue estando, sigue teniendo información, y nosotros si estamos alfabetizados informacionalmente vamos a poder trabajar tanto con la información papel como la información en soporte digital.

¿Estos estudios tienen que ser implementados en los jóvenes?

Tendría que implementarlo desde jardín de infantes, Primario, Secundario y Universidad, es para todo, porque estar informado y saber utilizar esa información es fundamental para todos los aspectos de la vida.

Fuente: El Tribuno

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Indudablemente, la creatividad es necesaria para todo ya que por medio de esta, logramos ser eficientes en nuestra tarea.

La creatividad necesita de 5 (cinco) elementos fundamentales: El primero es conocimiento, No se puede interpretar o cambiar lo que no se conoce. Segundo, tener un objetivo definido. Es importante tener claro que quiero conseguir. Luego descubriré como hacerlo. El tercero es el cuestionamiento del status quo. El cuarto, la perseverancia, que es el esfuerzo repetido en el tiempo. Y el quinto, la capacidad para generar alternativas, porque siempre hay otras formas de conseguir las cosas.

Es necesario, entonces, contar con una herramienta que nos ayude a evaluar una idea antes de comenzar a llevarla a la práctica. Por lo tanto, no se puede interpretar o cambiar lo que no se conoce. Lamentablemente, una idea puede estar llena de no se conoce si previamente no la trabajamos desde varios enfoques.

Una buena idea es seguir la técnica de los seis sombreros de desarrollada por Edward Bono.

Empecemos. Tenemos sobreros de diferentes colores, cada uno de ellos cumple un rol que le dará dirección al pensamiento. Cada miembro del equipo de trabajo debe ponerse cada uno de los seis sombreros y luego quitárselos para indicar su tipo de pensamiento.

El conjunto de seis sombreros constituyen una metáfora del proceso de pensamiento creativo. Ponerse un sombrero de un color específico equivale a asumir un rol de pensador que tiene determinadas características. La finalidad de estos sombreros es simplificar el desarrollo del pensamiento, utilizando las distintas formas de pensar en forma alternativa, en lugar de intentar hacer todo a la vez. El mayor enemigo que tiene el pensamiento es la complejidad, que termina derivando en una gran confusión. Este método simplifica el pensamiento, permitiendo que se pueda tratar una cosa después de la otra.

El pensamiento con el sombrero blanco tiene que ver con hechos, cifras, necesidades y ausencias de información.
El pensamiento con sombrero rojo tiene que ver con intuición, sentimientos y emociones. El pensamiento con el sombrero negro es el del juicio y la cautela.
El pensamiento con el sombrero amarillo tiene que ver con la lógica positiva.
El pensamiento con el sombrero verde nos brinda la creatividad, las alternativas, propuestas, aspectos interesantes, estímulos, y cambios, para desarrollar soluciones a un problema o tomar alguna decisión.
El pensamiento con el sombrero azul nos da una vista global y del control del proceso.

Si empleamos esta técnica para analizar un problema podemos observar como nuestras decisiones se entremezclan con la ambición, el liderazgo, la sensibilidad, los hechos concretos, la creatividad, que son facetas que tenemos en mayor o menor grado dándonos la posibilidad de que puedan interactuar de manera integral.

La técnica de los seis sombreros es una técnica creativa para ver los efectos de una decisión desde diferentes puntos de vista y puede emplearse de manera individual o en reuniones y aplicarla en diferentes circunstancias.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Tenemos un amigo que está buscando trabajo. Pasa horas, e incluso días completos hojeando ofertas laborales por Internet. En realidad su profesión es la de bibliotecario pero como hace bastante que está buscando empleo, revisa todo tipo de ofertas a las que se puede postular.

Envía su CV a cualquier oferta que parece ser interesante, sin estudiar muy bien la posición para la que está aplicando, ni la empresa, ni los contactos que pudieran ayudarlo a tener una oportunidad.

Tampoco le interesa redactar una carta de presentación en la que fundamentar su postulación a un puesto que, al fin y al cabo, está tan lejano a su verdadera profesión. Dice que no tiene tiempo de leer las recomendaciones que los diferentes sitios laborales aconsejan a los candidatos y si llega a leerlas no entiende o sabe cómo aplicarlas. Por lo tanto, considera que no es más que una gran pérdida de tiempo.

Hace poco tiempo, otro de nuestros amigos comenzó también su búsqueda. Trabajaba bajo un contrato que fue renovando por tres años seguidos pero al comenzar el presente año en la empresa le dijeron que lamentaban mucho no poder renovarle nuevamente el contrato. Las cosas no estaban muy bien y los apremios económicos obligaba a la empresa a desprenderse de sus casi 35 empleados en esta modalidad, preservando los puestos de trabajo de aquellos empleados que tenían con la empresa una relación de dependencia.

Esta era la primera vez que mi amigo estaba desempleado. Si bien había trabajado en varias empresas, cada vez que se retiraba de una de ellas era porque había conseguido un mejor empleo. Estaba un tanto desesperado ya que recientemente se había convertido en papá y sabía que necesitaba casi desesperadamente un buen sueldo ya que la manutención del bebé era bastante elevada, aunque su esposa también trabajaba.

Antes de comenzar su búsqueda se tomó un poco de tiempo para leer todas las recomendaciones que pudo. Sabía que en tres años algunas cosas habían cambiado en el mercado laboral y tenía que aprenderlas con rapidez como para poder volver a postularse a un puesto. Por eso leyó varios blogs que trataban diferentes cuestiones de empleo, así como las recomendaciones de expertos del área de recursos humanos y de otras personas que contaban su experiencia en la búsqueda de empleo.

En su segundo día puso en práctica un par de cosas que había leído. Lo primero fue actualizar su CV, practicar un par de cartas de presentación, eligió los avisos más afines a su perfil y estudió detalladamente cada posición que le pareció interesante, así como a la empresa que promocionaba ese empleo.

Sondeo las redes sociales para comentar a sus contactos que estaba buscando un nuevo empleo para que sus contactos le comentaran si en sus empresas había alguna búsqueda activa.

Para cada postulación escribió una carta de presentación personalizada y en algunos casos remitió su postulación por medio de algunos de sus contactos que conocía personalmente a la persona que estaba solicitando personal.

Continúo con esta rutina por casi quince días. Entendía que no iba a resultar muy fácil conseguir un nuevo empleo teniendo en cuenta los problemas económicos del país y del mundo en general. Sabía que por el momento su trabajo era buscar empleo.

Después de enviar un poco más de una docena de postulaciones su teléfono comenzó a zonas y obtuvo un par de entrevistas bastante prometedoras. Antes de finalizar el mes ya tenía un nuevo empleo, incluso más ventajoso que el anterior ya que en esta ocasión su trabajo sería bajo dependencia, con una mejor obra social y otras ventajas atractivas. Se sintió aliviado y feliz, sabiendo que su trabajo como candidato había concluido y comenzaba una nueva etapa.

Este amigo es ingeniero químico y comenzó su nuevo empleo en una empresa dedicada a la venta de insumos para el campo. Supo hacer valer sus conocimientos para integrar un equipo interdisciplinario en el que se va a encargar junto a otros profesionales, a probar el crecimiento de diferentes semillas en suelos y climas poco agraciados.

En cambio, mi amigo bibliotecario aún no entendió que puede postularse en diferentes empresas pero poniendo sus conocimientos relacionados con la búsqueda y organización de información en valor para integrar equipos de trabajo que necesitan contar con un experto que localice rápidamente información que les permite tomar decisiones adecuadas.

Se siente frustrado ya que las bibliotecas están sufriendo un recorte presupuestario muy fuerte y no están contratando personal. No entiende que hay un mundo fuera de las bibliotecas en las que puede desarrollar una actividad profesional gratificante y lucrativa.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »