Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 noviembre 2014


Equipo de CCINFO

Las personas solemos quejarnos por la rutina, pero la verdad es que estamos acostumbrados a ella; nos levantamos a la misma hora, elegimos lo mismo para desayunar, vamos al trabajo por el mismo camino, hablamos con las mismas personas. Solo efectuamos cambios menores, casi imperceptibles, y es así como nos sentimos cómodos y no nos gusta que las cosas mayores cambien en su estructura fundamental.

Nuestra zona de confort es ese lugar mental en el que estamos a gusto con todo y no pensamos en cambiar nada en nuestra vida. No obstante, ese estar a gusto con todo no siempre significa que es bueno. Muchas personas están a gusto con la pobreza, el sobre peso y la mediocridad.

El problema en esa permanencia en la zona de confort es que nunca nos liberamos de ella y no sabemos de todo aquello que nos estamos perdiendo.

Por lo tanto, en vez de intentar salir de ella, la expandimos como para que el cerco que nos contiene sea un poco más grande y así no nos damos cuenta que en realidad nos estamos asfixiando. Permanecer en una zona de confort es señal de conformismo, ignorancia, miedo, falta de confianza y de nuevas aspiraciones.

Si queremos ser profesionales exitosos debemos comprender que no podemos estar encasillados en una zona de confort. El éxito a veces incluye realizar actividades difíciles que producen pereza y que requieren de mucho trabajo.

Recordemos que alrededor de la zona de confort se encuentra la zona de aprendizaje, que es aquella que nos permite ampliar nuestra visión del mundo. Es la zona de aprender, observar, experimentar. Muchas personas les agrada salir, observar y experimentar en cambio hay otras que sienten temor y prefieren quedarse en la seguridad de la zona de confort, sin crecer, aprender nuevas competencias y sin tener que experimentar alguna incertidumbre. Temen al peligro, pero no se dan cuenta que se están condenando a no progresar en el plano profesional e incluso personal y en depreciar su patrimonio económico.

Más allá de la zona de aprendizaje se encuentra la zona de pánico o de no experiencia. Se trata de una zona en la que enfrentamos los grandes retos. Es la zona en la que debemos enfrentar los cambios y las situaciones complejas e incluso inusuales. El cambio siempre es el paso previo al desarrollo, por lo tanto, es la zona que a muchos inmoviliza y produce miedo o pánico.

En este proceso la tensión le aconsejará volver a la zona de confort y por otro lado querrá enfrentar el exterior. Sin embargo, debería tener en cuenta que si usted quiere progresar y materializar sus sueños, cualesquiera que ellos fueran, salir de la zona de confort nos permite romper con sus hábitos, enfrentare a sus temores y hacer cosas que jamás pensaron que se atreverían a hacer.

El problema más grave de la zona de confort es que para la mayoría no es el lugar soñado, sino simplemente, el lugar al que pueden llegar ya que consideran que no puede aspirar a un lugar mejor, pero que le brinda cierta seguridad aunque no le permite cubrir todas sus necesidades.

No permita que sus temores lo venzan, usted puede aspirar a algo mejor.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

La norma dice que la única forma de comunicarnos es expresarnos verbalmente, por medio de gestos, a través de la música, etc.

Sin embargo, no nos han dicho que los silencios también comunican.

En nuestra cultura el expresarse a través del habla es un gran valor. Pero, cada vez es más frecuente esconderse detrás de un muro de palabras, hablar para no decir nada, solo para escucharse a sí mismo, para convencer al otro sobre su punto de vista.

Consideramos que el silencio, los silencios, son un elemento decisivo para conseguir una comprensión auténtica. Pero casi ninguna persona quiere quedarse callado ya que, en estos casos, se ve a la persona como un fracasado. Quién habla poco es considerado como un perdedor, cobarde, sometido y sobre todo, poco sociable.

Cuando se instala el silencio, aunque sea por unos breves segundos, la gente no sabe qué hacer, se siente incómoda e invadida por la angustia, tiene miedo. Sin embargo, nadie quiere reconocer que es el silencio, el que otorga sentido a la palabra.

Podríamos decir que, las cosas más importantes de la vida se transmiten a través del silencio. Y es en el silencio donde se escucha verdaderamente.

Nos asusta el silencio, quizá porque no nos han enseñado a vivirlo, a interpretarlo y a aplicarlo bien y esto hace que perdamos información del mundo, de las personas, de las relaciones, etc.

El silencio organizativo surge cuando la gente no puede contribuir libremente al discurso dentro de una organización, generando en el empleado sentimientos de ira, humillación y resentimiento, lo que a su vez anula la creatividad y pone en riesgo su vocación de servicio.

En una organización, se trata siempre de alcanzar un buen nivel de comunicación, no obstante, también se valora el silencio ya que este representa que una persona puede escuchar a otra aunque no concuerde con lo que esta expresa e interviene en el momento adecuado argumentando su parecer.

El silencio es el que permite escuchar al otro, tratar de entender que quiere decir, que espera del trabajo encomendado, es decir, que el silencio, nos brinda la posibilidad de disentir o no con la persona que tiene en ese momento la palabra.

El silencio organizacional, también, es entendido por muchos autores con connotaciones negativas, producto del temor del empleado de decir y tocar temas que quizá puedan molestar a su superior, la falta de colaboración que brinda el empleado a la organización, como muestra de la mala comunicación entre los diferentes estamentos organizativos.

El silencio en nuestra vida personal es diferente al de nuestra vida profesional, no obstante el valor del silencio en ambos ámbitos debería ser semejante.

El saber escuchar en silencio a otro para realizar aportes en el momento en que este individuo ha concluido de expresarse, el silencio que nos permite reflexionar sobre las medidas que deberíamos tomar, tendría que ser tan valorado en la organización, así como los buenos canales de comunicación.

Indudablemente, para comunicar hay que tener en claro que es lo que se quiere comunicar y para ello es necesario reflexionar y para alcanzar esa reflexión es necesario el silencio que nos permite aclarar nuestros pensamientos para ponerlos en acción.

(más…)

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Si usted está aplicando a un puesto laboral y debe someterse a una entrevista grupal, quizá se sienta incómodo o intimidado, ya que se sentirá rodeado por otros candidatos que están disputando el mismo puesto de trabajo.

Las entrevistas grupales suelen ser utilizados por los reclutadores cuando son muchos los postulantes al mismo puesto laboral y suelen permitir la evaluación del perfil profesional de cada uno de los candidatos.

Además, se suele emplear el assesment center, que consiste en una batería de de tests psicotécnicos que funcionan muy bien en las entrevistas grupales.

Por lo general este tipo de entrevistas tiene un formato estándar. Todos los candidatos deben acudir a un lugar determinado, generalmente, una oficina de la organización en la que deberán seguir las consignas del reclutador.

Generalmente se presentan algunas representantes de la organización dando la bienvenida y comentando las bondades del lugar en el que ustedes quieren trabajar, así como las incumbencias del puesto de trabajo al que están aplicando.

Los candidatos pueden hacer preguntas y solicitar que le esclarezcan las dudas que han surgido. Recuerde, que desde este momento usted ya está siendo evaluado, por lo tanto, formule preguntas interesantes y relacionadas con la organización y/o puesto de trabajo.

Seguramente usted esté más familiarizado con entrevistas en las que le formulan una serie de preguntas referidas a usted como profesional e incluso algunas de tipo personal, sin embargo, en este tipo de entrevistas lo que el entrevistador le pedirá es que realice una serie de ejercicios en los que se evaluará cómo reacciona ante situaciones problemáticas que deberá resolver en equipo.

El reclutador evaluará su integración en este equipo, su capacidad de respuestas ante situaciones extremas y su reacción ante los acontecimientos que sucedan en el equipo.

Muchos reclutadores prefieren este tipo de entrevista para comparar el carácter y personalidad de los candidatos. En una entrevista cara a cara es muy sencillo describir tus habilidades y competencias pero en una entrevista grupal, en la que debe interactuar con otras personas, el reclutador puede ver su comportamiento y evaluar si es la persona adecuada para el puesto propuesto.

Un buen desempeño en una entrevista grupal es cuestión de equilibrio. Entonces, lo que hay que demostrar es confianza en sí mismo y tener una posición activa en las discusiones grupales, pero siempre sin caer en la arrogancia.

Recuerde que no es necesario ser el líder del grupo para participar de forma activa en discusiones y actividades. Solo debe hacer aportes valiosos. Trate de mantener una actitud conciliadora en la que prevalezca el bien del equipo, no trate de imponer sus ideas sin escuchar la del resto de los integrantes del equipo.

Ponga en juego su capacidad de negociación y habilidades para influir en los demás, sin llegar a intimidarlos.

Un buen jugador sabe apoyar a los miembros de su equipo, por eso debe involucrarse haciendo que los miembros más callados digan aquello que tienen que decir y que los más arrogantes no quieran monopolizar todas las situaciones.

Son justamente estos pequeños detalles, pero altamente significativos, los que garantizarán su éxito en este tipo de entrevistas.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

(más…)

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Por la crisis económica muchas personas consideran que deben proteger su empleo ya que resulta difícil encontrar uno nuevo. Sin embargo, todo es cuestión de perspectiva.

Muchas veces se puede perder el empleo por diferencias con su superior quién solicitará su despido, desapareciendo así su fuente de ingreso. En un ambiente corporativo es común pasar por infinidad de procedimiento para lograr su trabajo. Además, muchos ambientes de trabajo suelen ser bastante grises.

Otros más que grises son tóxicos, por eso, muchas personas ya se sienten fuera de su trabajo mucho antes de renunciar. Ya no les interesa lo que están haciendo, simplemente tienen su mente puesta fuera de ese lugar.

Los ambientes de trabajo tóxico son aquellos en los que las personas tienen que lidiar con condiciones de trabajo estresantes o insatisfactorias. Los profesionales que trabajan en estos entornos tóxicos suelen sufrir de conflictos de personalidad, intimidación, carencia de motivación o trabajo de calidad. Son personas menos productivas porque siempre están estresadas y al borde del colapso.

Estos empleados siempre sufren diferentes problemas orgánicos fruto del estrés y nerviosismo al que se ven sometidos todo el tiempo de su jornada laboral. Tratan de irse rápidamente al llegar la finalización de su horario de trabajo y apenas mantienen u intercambio amistoso con otros empleados. Los entornos tóxicos no se interesan por desarrollar actividades para construir equipos, eventos sociales para los empleados u otro tipo de actividad que animen los vínculos sociales. En este ambiente, el profesional solo se enfoca en completar tareas asignadas sin tratar de interactuar con otras personas.

Se trata de ambientes en los que se siente la desidia y desdicha de aquellos que conviven nueve o más horas sin tan siquiera intercambiar palabras fuera de lo que es estrictamente laboral.

Es por eso que muchas personas logran quebrar esta barrera tóxica y deciden, incluso sin tener un nuevo destino renunciar, evitando que su autoestima quede totalmente minada.

“Las razones, en este caso, por las que dejo mi empleo, es para preservarme como persona, como profesional, para evitar más malos entendidos con mi entorno personal, el que lamentablemente debe soportar mi mal humor constante, mis cambios de ánimo, en especial al terminar el fin de semana, al iniciar la semana laboral ya que recuerdo que debo volver a un ambiente que me achata, humilla, en el que siento que no valgo nada”.

Muchos profesionales describirán su situación con estas u otras palabras para explicar el porqué han decidido renunciar.

Para poder dar este primer paso han tenido que superar su miedo a estar desempleados por un tiempo hasta que logren reinsertarse en el mercado.

(más…)

Read Full Post »