Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 junio 2012


El próximo 30 de junio, se conmemora el “Día del bibliotecario boliviano” impulsado por el III congreso de Bibliotecología, Archivística y Museología el año 2006, e instituido por Resolución Ministerial 511/07, en homenaje al decreto, dispuesto por el Mariscal Andrés de Santa Cruz y Calahumana de crear bibliotecas públicas en Bolivia en 1830.

En su tiempo se instauró con la visión de fortalecer el crecimiento integral, fomento a la lectura y formación de los ciudadanos, aunque debido a las condiciones sociales propias de la época, era un privilegio para algunas personas, asistir a una de ellas. Sin embargo poco a poco estos espacios se fueron ampliando y democratizando en su uso, a medida que la educación, el alfabetismo y la implementación de diferentes políticas sociales fueron extendiéndose en el país.

Un bibliotecario es un gestor cultural y una biblioteca es un espacio de información y saber, acumulado durante varios años y siglos de nuestra historia, compartiendo a los lectores un conocimiento perfeccionado a través del tiempo. Cada una de nuestras bibliotecas deposita una vasta información que se constituye en parte del patrimonio cultural de nuestro país, transmitido de generación en generación, su utilización nos permite comprender el por qué de las cosas, identificar problemas y plantear soluciones.

En la actualidad mantener abierta una biblioteca se convierte en un verdadero desafío, frente actitudes de algunas personas que cuestionando la funcionalidad de una biblioteca, dentro de una unidad educativa de nuestra ciudad, pretendan cerrarla, bajo el pretexto de que “no hay muchos usuarios” y que frente al internet la biblioteca, estaría quedando obsoleta, ahorrando de esa forma los presupuestos para su mantenimiento y orientando esos recursos a la compra de un equipo de sonido, que según evalúan, sería más útil para los estudiantes. La función social de una biblioteca no ha culminado ante la aparición de nuevas tecnologías, el internet es solamente un medio más, en cambio las bibliotecas son puntos culturales de referencia, económica, social, histórica, política, religiosa. etc.

Una biblioteca cumple diferentes funciones dentro la sociedad, entre ellas la educación, pues constituye un apoyo complementario al trabajo que vienen desarrollando los profesores en el aula, incentivando la lectura; también cumple una función socializadora, no solamente de conocimiento, sino también crea una dinámica de intercambio entre autor y lector; por otro lado, es un espacio de transmisión cultural, porque proporciona conocimientos y saberes, ya sea locales o internacionales, es una ventana hacia el mundo; y finalmente cumple con la función recreativa, mediante actividades lúdicas y de exploración promueve hábitos de lectura.

Un libro, es un bien que forma parte de nuestro capital cultural, pues contribuye a la comprensión, reflexión y uso de la escritura.

El desafío que toca a todos los bibliotecarios e instituciones involucradas en la gestión de bibliotecas, frente al ausentismo de lectores en las salas, es convertirlas en un espacio cultural vivo, dinámico y reflexivo.

Fuente: Opinión

Read Full Post »


Equipo de CCINFO

Los profesionales introvertidos se destacan en tareas que implican en intercambios de ideas e irradian hacia el equipo de trabajo sus pensamientos, ideas, reflexiones e incluso sus experiencias de otros trabajos.

Si bien las personas más extrovertidas reciben muchos más reconocimientos en sus lugares de trabajo, los tímidos pueden compensar esto para obtener el reconocimiento que merecen.

Tenemos que partir de la base de que las personas que obtienen un mayor reconocimiento son aquellos que son elogiados por otras personas.

Generalmente, a los introvertidos no les gusta convertirse en el centro de atención, su misma timidez les impide esto, pero si se los destaca por su trabajo, los demás los notarán aunque mantenga su perfil bajo. Lo importante, entonces, es construir una buena reputación basada en los resultados alcanzados con las acciones realizadas en el trabajo.

La mayoría de los profesionales introvertidos que han logrado trascender en su trabajo fueron respaldados por sus jefes, quiénes realmente los ayudaron y defendieron.

Si usted es una persona introvertida, debe emplear su habilidad para construir relaciones sólidas y duraderas y especialmente con aquellas personas que pueden llegar a hacer una diferencia en su desarrollo profesional.

Si a usted no le gusta jactarse de sus logros no significa que no debe recibir el crédito por un trabajo bien hecho. Si realmente quiere que su jefe se de cuenta de lo que usted está haciendo, es bueno que no siempre extienda el crédito de lo que hace al resto del equipo y encuentre la manera de que se identifique y resalte su contribución individual cuando resulte adecuado.

Cuanta más gente conozca, más oportunidad tendrá de ascender por sus competencias y profesionalidad. Debe ser una persona más social, aunque entendemos que puede sentirse incómodo cuando debe reunirse socialmente en eventos que congregan a muchas personas.

Por lo general a las personas introvertidas les resulta más sencillo la creación de redes por conversaciones mano a mano con una persona a la vez en lugar de interactuar en grupos numerosos.

Dividir los grandes grupos en grupos más pequeños que resulten más manejables, le ayudará a los introvertidos a lograr conexiones más significativas.

Las personas introvertidas suelen sentirse más cómodas fomentando amistades a través de las redes sociales. Contactarse por Internet o por teléfono les da más tiempo para pensar sus mensajes y le saca la presión de tener que responder inmediatamente.

Cuando los introvertidos están en posiciones de liderazgo suelen emplear sus cualidades en escuchar a sus subordinados para conectarse con aquellos que son más extrovertidos en su trabajo.

Los líderes introvertidos son más propensos que los extrovertidos a escuchar y entender las ideas que puede proponer un equipo entusiasta.

Los profesionales introvertidos pueden destacarse en tareas que requieren un grado de concentración más elevado. Por ejemplo, su trabajo es impecable en proyectos que requieren profundidad, constancia, metodología y paciencia.

Si usted es un profesional introvertido y está buscando un ascenso o quiere, simplemente, ser reconocido por sus méritos, piense en lo que le puede ofrecer a la Unidad de Información y esté preparado para demostrar en términos concretos lo que ha logrado hasta ahora.

No espere que la suerte golpee a su puerta, piense que puede y debe organizar el futuro de su carrera profesional.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Lic. Marcelo de la Puente

Por nuestra actividad profesional es común la necesidad de hacer citas, elaborar una lista de documentos o preparar una bibliografía de temas variados. Es habitual que tengamos en nuestra PC gran cantidad de enlaces almacenados en favoritos. También es probable que tengamos una lista de artículos, capítulos de libros, libros y documentos de otro tipo como actas de congresos, patentes, fallos de la corte, etc. en un Word, en un Excel o en una base de datos que nos permita recuperar la información con relativa facilidad.

Obviamente, también buscamos información en Internet, por lo tanto, tendremos documentos electrónicos provenientes de todo tipo de enlaces a páginas, blogs, PDF, imágenes, apuntes universitarios, etc.

Cuando terminemos nuestra búsqueda habremos encontrado variados tipos de documentos en diferentes formatos, o sea, tendremos mucha información pero totalmente desorganizada, lo que equivale, en cierta forma a no tener absolutamente nada.

Para solucionar este problema podemos utilizar un gestor bibliográfico que son programas para recoger, ordenar, corregir, agrupar y exportar con una buena presentación citas documentales variadas, podemos nombrar como los más conocidos a Refworkd, Reference Manager, EndNote y Procite. Las citas que generan estos programas pueden tener distintos estilos de acuerdo con los gustos de los usuarios.

Pero todos estos programas son bastantes costosos, por lo tanto, no se encuentran disponibles para todos aquellos que los necesiten.

Así es como hoy queremos recomendarles a Zotero que es un complemento de Firefox 2.0, pensado para estudiantes e investigadores y que funciona como un buen gestor bibliográfico. Es un software gratuito, de código abierto, tiene varios idiomas, pero aún no está disponible en español y que permite elaborar bibliografías en los principales estilos.

Veamos un poco sus características:

Recopila información de una variada cantidad de documentos, los almacena y los permite etiquetar, modificar, añadir y quitar datos.
Permite relacionar unos documentos con otros, a través de sus datos, hacer colecciones y subcolecciones.
Importa datos directamente desde páginas web, catálogos web, Google Scholar, Library of Congress, Scirus, bibliotecas y redes científicas.
Catálogos comerciales como por ejemplo Amazon.
Exporta datos a diversos formatos y genera citas bibliográficas con estilos APA, MLA y Chicago.

Poco a poco su compatibilidad se va acrecentando con diferentes sitios.

Para poder utilizarlo hay que descargar el add-on de Firefox; una vez instalado se lo visualiza desde el propio Firefox, en la parte inferior derecha o se puede abrir desde herramientas.

Cuando se hace click sobre Zotero la ventana del navegador se divide en dos partes horizontales. La parte inferior es Zotero. Se puede hacer mayor o menor arrastrando la barra horizontal divisoria hacia arriba o hacia abajo.

Vemos de inmediato una serie de botones o pestañas que nos permiten agregar colecciones y documentos, borrar, buscar, establecer opciones, etc.

Hay tres columnas que facilitan el trabajo y la información:

A la izquierda carpeta My library que aparece desde el comienzo. Podremos ir agregando colecciones y subcolecciones.
En el centro las entradas de los documentos que vamos agregando a una colección marcada, con sus iconos correspondientes.
A la derecha los diferentes datos de cada documento marcado (título, autor, url, fecha incorporación, fecha publicación, lugares, etiquetas, etc.)

Las entradas se pueden agregar manual o automáticamente. En muchos casos aparece un icono en la barra de navegación que nos permite agregar los datos a Zotero y si empelamos una base bibliográfica podremos marcar los registros que queramos y exportarlos directamente desde Zotero.

Cuando tenemos nuestra colección de entradas documentales terminada, organizada y etiquetada podemos exportar los datos y realizar las citas, listas, informes y bibliografías de manera rápida y sencilla.

Si bien los gestores que debemos comprar son más potentes y tienen más opciones, Zotero se caracteriza por su alto rendimiento y es muy recomendable.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Mis compañeros me envidian

Equipo de CCINFO

Muchas veces sentimos envidia de algún compañero: aprende con rapidez las nuevas aplicaciones informáticas en la biblioteca, sabe muchísimo sobre tecnología, referencia, procesos técnicos, etc. No se trata de una envidia destructiva, es simplemente envidia de ciertas habilidades que parece que no podemos adquirir.

Todos deseamos ocupar un lugar de privilegio en el trabajo y si la Unidad de Información en la que nos desempeñamos es muy apreciada en el mercado, la competencia entre colegas puede ser feroz.

Es inevitable que sucedan algunas situaciones tensas pero que pueden sobrellevarse sin que pasen a mayores. Si nuestra función es ser el jefe hay que demostrar tener bastante sutileza para evitar que estas situaciones afloren produciendo conflictos del todo innecesarios.

Si bien en ninguna Unidad de Información se pretende que los profesionales que comparten bastantes horas en el trabajo sean íntimos amigos, pero sí que logren mantener un clima de trabajo agradable, respetuoso, adecuado de modo que todos puedan realizar su tarea sin problemas. Recuerde, uno pasa muchas horas del día en el trabajo, si el clima laboral es agradable, el rendimiento y la productividad del personal será satisfactoria.

En el entorno laboral siempre se deben pautar algunas reglas de convivencia. Cuando un colega tiene alguna diferencia de opinión con otro compañero de trabajo, simplemente debe decírselo en la cara y no comentarlo por otras vías indirectas que finalmente llegarán a los oídos del interesado.

Cualquier tipo de inconveniente hay que exponerlo de manera directa con la persona con la que se tiene un problema y juntos buscar una solución beneficiosa para ambas partes.

Consideramos que lo contario a la envidia es el trabajo en equipo. Todo jefe debe trabajar en ese concepto y debe, en una reunión de personal, dejar en claro que cada miembro del equipo es valioso y su trabajo es fundamental para mantener la calidad del servicio que brinda la Unidad de Información.

No puede, ni debe, fomentar la competencia entre colegas ya que eso llevaría al fracaso el proyecto que intenta implementar o continuar una Unidad de Información.

Si el jefe quiere hacer cambios o modificar algunas tareas debe explicar con claridad los motivos por lo que propicia el cambio a su equipo de trabajo. De igual manera tiene que actuar cuando se realicen las reuniones de trabajo. La claridad es esencial para evitar situaciones molestas como los llamados radio pasillos que solo provocan conflictos entre el personal.

Este tipo de actitud resulta tóxica y genera un ambiente de duda y miedo. Los profesionales que sienten temor suelen ser muy vulnerables y esparcen rumores afectando a algún colega que se convierte en el blanco de sus palabras.

¿Qué ocurre cuando el ambiente de trabajo se ve contaminado por los celos? En este caso, generalmente, la situación puede desbordar trayendo consecuencias desfavorables para las personas y para la institución. En estos casos es recomendable acudir a la ayuda profesional de un coach que permitirá clarificar las circunstancias que derivaron en esta situación e intentará que las partes en conflicto puedan superar sus problemas.

Además, puede aconsejar al jefe para que adopte una mejor predisposición en el momento en que transmita sus decisiones a su equipo de trabajo, en que no demuestre favoritismos ni trate de que su equipo de trabajo termine separado, disgustado y finalmente desaparezca debido a las deserciones de sus miembros.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


Lic. Patricia Allendez Sullivan

La edición electrónica en las bibliotecas universitarias cada día es mayor. El empleo de publicaciones periódicas en formato electrónico es una realidad cotidiana. Estudiantes, docentes e investigadores adoran poder consultar desde su PC o cualquier otro dispositivo conectado a Internet diversas publicaciones periódicas que les permiten realizar sus actividades académicas. Sin embargo, con respecto a los libros electrónicos aún resulta un tanto difuso.

En los últimos tiempos se han realizado un par de estudios que demuestran que aún el futuro del libro electrónico no está muy claro:

Hay muchos libros impresos poco consultados en las bibliotecas, por lo tanto, muchos títulos electrónicos tampoco van a ser consultados.
Es muy importante hacer una buena selección de libros electrónicos, teniendo en cuenta que nuestro objetivo es que sean consultados.
Si bien los libros electrónicos circulan más que los impresos, eso no significa que en realidad se los lea. Por lo general, los lectores suelen leer más cantidad de página cuando el libro es impreso que cuando es digital.
Es difícil discriminar en la biblioteca si se emplea más un libro electrónico que uno impreso. Un libro electrónico puede tener muchas visitas pero eso no significa que el visitante lea algunas o muchas hojas del mismo.

Así como los usuarios se han acostumbrado y hoy requieren poder ingresar a hojear sus publicaciones favoritas en línea, con los libros electrónicos la relación es diferente. Muchos estudiantes de grado y postgrado aún prefieren hojear libros impresos, afirman que la pantalla les resulta cansadora y que no pueden consultarlos en el momento que desean ya que dependen de algún dispositivo de lectura y el libro impreso es mucho más rápido de tomar y leer en cualquier parte.

Ya existen algunos títulos, que como ocurrió con las publicaciones periódicas solo se consiguen en versión electrónica y nunca tuvieron una versión impresa. Por lo tanto, si una biblioteca desea obtener ese título tendrá que adquirirlo en versión electrónica y con una plataforma determinada para poder acceder a él y a algunos otros títulos más.

Indudablemente, la industria editorial electrónica ira incrementándose, razón por la cual los estudiantes deberán adquirir habilidades suficientes para poder interactuar con este tipo de fuente. Además, deberán acostumbrarse y asumir el costo de tener permanentemente a mano un dispositivo de lectura.

En cuanto a los bibliotecarios, deberán asumir una actitud mucho más proactiva en materia administrativa, ya que en esta nueva era más que nunca, deberá asumir su poder negociador para poder contar con un buen desarrollo de colección.

Tendrá que entrenarse en la lectura de licencias, plataformas y sobre todo de precios de este tipo de material. Si no lo hace, su biblioteca poco a poco quedará despoblada de buenos títulos y quedará desactualizada.

La selección de textos electrónicos será difícil ya que cada editorial suele tener su propia plataforma y suelen vender el fondo documental en una cantidad de títulos juntos, en un precio determinado, pero si se lo adquiere de manera individual su precio se incrementa sustancialmente.

Pensamos que en nuestro país falta aún un poco de tiempo para que los libros digitales formen parte de nuestra vida cotidiana.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »


La majestuosidad del silencio que caracteriza a la biblioteca del Centro Cultural de España, en Santo Domingo, proporciona un ambiente colmado de intensa calma, en el cual pudimos platicar por más de una hora con su director.

Día tras día, el lugar amplía sus ofertas, y ofrece un servicio personalizado a quienes lo visitan. El responsable de todo lo que allí ocurre es uno de los mejores documentalistas dominicanos, Ricardo Vanderhorst, un bibliotecólogo de pies a cabeza, hombre de mirada franca y sincera que tiene en su haber la formación de varios de los pocos especialistas nacionales que existen en el país.

Sobre sus erguidos hombros descansa la responsabilidad de dirigir el centro de documentación de este centro cultural, esa es la razón por la que le hemos seleccionado como protagonista de este dialogo.

¿Cuál es la situación por la que atraviesan las bibliotecas en República Dominicana?
Bueno, hablar de la situación por la que atraviesan las bibliotecas en República Dominicana, en sentido general, es querer abarcar muchas cosas, porque si bien es cierto que hay problemáticas que son comunes a todas, también es muy cierto que hay elementos que son particulares a cada una y a cada sector que las agrupa. No es igual la situación por la que atraviesan las bibliotecas universitarias a la que presentan las bibliotecas públicas, en el sentido de que, por lo menos, las universidades manejan mayores recursos. Pero sobre todo hay políticas: el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT) tiene, por lo menos, una herramienta de evaluación de las universidades, que sea lo que necesitamos, que sea perfecta, que no lo sea, eso es discutible, pero es una herramienta que permite evaluar la función que cumplen las bibliotecas universitarias en este país, y eso tiene un valor, pues permite a ese Ministerio evaluar las entidades de educación superior. Es un requisito que estas instituciones tengan una biblioteca que funcione dentro de una normativa, eso de por sí ya es un avance.

¿Están dotadas de las herramientas que ameritan los nuevos tiempos, las bibliotecas que de nuestro país?
Ese es un elemento que no se puede generalizar: algunas sí, otras no. Por ejemplo, en el renglón de las bibliotecas universitarias las hay que están súper dotadas, en cuanto a planta física, equipamiento tecnológico, actualización profesional, servicio de avanzada, pero también hay bibliotecas universitarias que dan lástima. Pero sucede una situación similar con las escolares y con las especializadas, hay algunas que presentan muy buena condición pero hay otras en una situación muy crítica.

¿Qué tantas bibliotecas especializada existen en el país?
Existen muchas más de lo que imaginamos; los centros de documentación son, en la mayoría de los casos bibliotecas, especializadas y hay casos en los que confluyen en un mismo lugar ambos tipos.

¿El auge que ha tenido la tecnología le ha restado mérito a las bibliotecas?
Claro que no, pues quién le asegura al que tiene computadora en casa y accede a la internet para buscar información que está utilizando fuentes fidedignas. En muchos casos, las personas acceden a la internet y copian y pegan cualquier información que encuentran; entonces, ¿dónde está el proceso de interpretación? Cuando tú visitas un centro de documentación tú puedes conseguir hasta 50 libros de un mismo tema, clasificados, incluso por años, desde la versión más antigua a la más reciente, pero la internet no te permite hacer eso.

¿Ha disminuido la asistencia a las bibliotecas después de la internet?
Eso depende, si la biblioteca ha integrado la tecnología en su quehacer cotidiano, tanto en sus procesos de gestión, como en los servicios que ofrece, de seguro que ha mantenido el nivel de afluencia o lo ha aumentado; si no ha integrado la tecnología es evidente que ha descendido; ahora bien, ¿qué diferencia existe cuando utiliza la internet en una biblioteca donde su personal está preparado para ayudarte en el proceso de búsqueda, en el filtrado y en el manejo de la información? La diferencia es mucha.

¿Está capacitado todo el que labora en una biblioteca?
Evidentemente no, lo primero es que en nuestro país no hay una tradición establecida de formación bibliotecaria, tampoco existe una licenciatura formal a nivel universitario, no hay una formación técnica constante que uno pueda decir que suple las necesidades, ni en formación de auxiliares, de técnicos y mucho menos a nivel profesional. Aquí no está instalada una plataforma educativa que provea el personal suficiente para cubrir los puestos actuales, por lo tanto, la mayoría de los puestos están ocupados por gente que no tiene la debida preparación, un personal que brinda servicios deficientes y que la mayoría de las veces son los mismos compañeros de trabajo quienes les han entrenado para lo que van a realizar. Pero cuando se le necesita para otra área o cuando el usuario al que está atendiendo necesita de otras destrezas que él no tiene, ya el servicio comienza a ser deficiente.

¿Existen en el país institutos de formación bibliotecaria?
Sí, pero son muy pocos. Las instituciones que han estado impartiendo estos cursos son la Universidad Iberoamericana (UNIBE) que lo imparte a nivel de diplomado, La UASD, que tiene la licenciatura en Pedagogía, mención bibliotecología y nosotros, en el Centro Cultural de España, que tenemos cinco años impartiendo el curso de formación bibliotecaria.

¿Cuál fue la visión con la que el Centro Cultural de España ideó este curso?
El curso se ideó con la intención de ayudar dentro de la línea estratégica de la cooperación española y del plan de centros, que es una línea estratégica de profesionalización y especialización del personal adscrito a la gestión cultural en la República Dominicana. En ese sentido, nosotros creamos este curso.

Actualmente existe la ley 502-08 de libro y biblioteca, ¿está cumpliendo la normativa con los objetivos para los cuales fue creada?

Pese a que se han comenzado a organizar ciertas cosas, aún no ha comenzado a funcionar de forma concreta, yo entiendo que es cuestión de política.

Tienen bibliotecas los ayuntamientos municipales, tal como lo específica la ley?
Mira lo ideal es que cada ayuntamiento posea una biblioteca tal como está establecido en la ley, pero eso no es así, son solo algunos pocos los que tienen las que poseen un centro de documentación.

¿Cuál es la principal desventaja de las bibliotecas dominicanas?
La principal desventaja es que en el país no existe una política oficial de biblioteca, la segunda desventaja es la hipocresía y la doble moral de algunos funcionarios.

Fuente: Linstindiario

Read Full Post »


Se celebra hoy el Día del Libro, como una manera de fomentar la lectura y revalorizar la tarea de los escritores. En nuestra ciudad, el Instituto de Educación Superior Populorum Progressio-Intela ha organizado actividades.

Esta celebración comenzó en nuestro país al despuntar el siglo XX. El 15 de junio de 1908, en el marco de la “Fiesta del Libro” se entregaron los premios de un concurso literario organizado por el Consejo Nacional de Mujeres. Años más tarde, en 1924, el Decreto Nº 1038 del Gobierno Nacional declaró como oficial la “Fiesta del Libro”. El 11 de junio de 1941, una resolución Ministerial propuso llamar a la conmemoración “Día del Libro” para la misma fecha, expresión que se mantiene actualmente.

Dada la importancia de la fecha, el Instituto de Educación Superior Populorum Progressio-Intela, celebra durante la mañana de hoy, el “Día del Libro”, con una actividad organizada por los alumnos de primer año de la Tecnicatura Superior en Bibliotecología; la misma está destinada a alumnos de Sala de 5 años del Nivel Inicial de las escuelas Pucarita y Monteagudo.

Durante la jornada, representantes de la Librería Rayuela expondrán sobre literatura infantil y los Abuelos Cuenta-cuentos de la Dirección de Adultos Mayores, harán de las suyas junto con su taller de teatro y muchas sorpresas más.

Las actividades se realizarán en el salón parroquial “Nuestra Señora del Rosario”, en calle Sarmiento entre Iglesia Catedral y el Instituto de Formación Docente N° 7 “Populorum Progressio”. La visita se llevará a cabo en tres grupos, para que todos nuestros visitantes puedan disfrutar de las actividades que se prepararon para tal fin.

“Es muy importante para nosotros que la comunidad Jujeña conozca la importancia que tienen los libros y su efecto emancipador que configura una vía de desarrollo personal insustituible. Abastecedora de lo imaginario, la lectura puede abrir las sutiles puertas de la fantasía, camino entre la realidad y los sueños.

Un poco de historia

Para encontrar los primeros antecedentes de la escritura, hay que remontarse en la historia a tiempos en que los escritos de hacían en las tablas de arcilla, o a los egipcios con los papiros. Posteriormente los chinos inventaron el elemento que mejor ha servido de soporte: el papel.

En Europa, durante la medad media, se utilizaban los pergaminos que luego se agrupaban y cosían formando códices, que con el correr del tiempo se fueron transformando en los libros que conocemos hoy.

En 1930 se estableció el 23 de abril, en conmemoración de la muerte de Cervantes y Shakespeare, como Día Internacional del Libro.

Fuente: Jujuy al momento

Read Full Post »

Older Posts »