Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13/08/12


Lic. Marcelo de la Puente

“La información debe ser libre, debido a que se ha hecho barata de distribuir, copiar, recombinar y de medir. Desea ser barata, porque puede ser invaluablemente valiosa para el recipiente. Esta tensión no se alejará”

Steward Brand

El movimiento de acceso abierto es aquel que reivindica el libre acceso sin requerimiento de registro, suscripción o pago a material digital académico, científico o de otro tipo, pero sobre todo, artículos de investigación científica de revistas especializadas con revisión de pares.

El acceso abierto permite que cualquier individuo pueda leer descargar, distribuir, copiar o imprimir textos variados. El acceso libre se ha convertido en una necesidad propia de la era Internet.

La corriente de acceso abierto pretende eliminar las barreras económicas, legales y tecnológicas para alcanzar una mayor accesibilidad para los documentos y más visibilidad para los autores.

Muchos opinan que si una gran cantidad de investigaciones se financian con fondos públicos, lo lógico sería que las mismas estuvieran accesibles para todos aquellos que desean conocer los avances propiciados en un área del conocimiento determinada. La ciencia avanza gracias a la posibilidad de acceder a los descubrimientos de pares, realizados, quizá, en lugares remotos respecto al lugar en que se halla el nuevo investigador.

Uno de los grandes inconvenientes que se presentan para el acceso abierto son los editores de revistas. No obstante el 16 de julio el Gobierno Británico anunció que a partir de 2013 los resultados de todas las investigaciones que fueran financiados por los contribuyentes.

El 17 de julio la Unión Europea siguió su ejemplo y ofreció financiar investigaciones científicas entregando ? 80 mil millones entre 2014 y 2020 en concepto de subsidios. En Estados Unidos el Instituto Nacional de Salud solicitó el acceso abierto de publicaciones médicas a partir de 2008. De igual manera, la fundación británica Wellcome Trust junto con la Fundación Bill y Melinda Gates han declarado que todos aquellos que se beneficien con los subsidios que otorgan deben publicar en acceso abierto su trabajo.

Las críticas que se les hacen a los editores es que se nutren de materia prima barata ya que no les otorgan ningún dinero a los autores o a los pares que hacen la revisión de los manuscritos. Por lo general los editores comentan que les resulta muy costoso el proceso editorial por eso el acceso a la información científica tiene un costo relativamente alto.

Actualmente, como hace ya muchos años, los autores compiten para que sus escritos sean publicados en las revistas más prestigiosas, no por el dinero, ya que como hemos comentado, el autor no recibe ningún estímulo económico sino simplemente porque obtienen un reconocimiento a nivel mundial.

El acceso abierto es una modalidad iniciada por un grupo de científico que ahora comienza a contar con apoyo de algunos gobiernos y fundaciones privadas. El sociólogo Dame Janet Finch de la Universidad de Manchester recomienda el modelo de negocios adoptado por un pionero del acceso abierto, la Public Library of Science. Se trata de una organización benéfica con sede en San Francisco que consiste en cobrar una tarifa a los autores entre US$ 1300 y 2900 si el autor puede pagarlo, y ponen sus producciones en una base de datos de acceso abierto. A esta modalidad se la conoce como “modelo de oro”.

En cambio, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos proponen una modalidad denominada “modelo verde” que consiste en que los investigadores publiquen sus trabajos en revistas tradicionales y al año, dichos artículos queden depositados en la base de datos de acceso libre PubMed.

Hay muchos científicos, especialmente los físicos que suben sus borradores en archivos públicos auspiciados por las redes de las Universidades con la finalidad de que todos puedan acceder a esa información.

Lo cierto es que en la actualidad son tan citados los artículos que se publican en acceso abierto como aquellos que aparecen en las revistas tradicionales.

El futuro dirá cuál de estas modalidades será la que las personas decidan adherir.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Read Full Post »