Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/05/11


Lic. Patricia Allendez Sullivan

Todo trabajo de investigación debe tener un buen titulo que describa de manera adecuada el contenido del documento. El título debe caracterizarse por ser claro, preciso y breve.

A continuación deben listarse el o los autores, o sea, aquellos que asumen la responsabilidad intelectual del documento. El orden de los nombres se relaciona con el nivel de participación de los mismos en la concreción del documento.

Un documento formal tiene una tabla de contenido en la que se señalan las secciones en las que se divide el documento. Proporciona la referencia de la página en la que aparece cada sección y subsección.

Es bueno contar con un resumen, para que el posible lector pueda interiorizarse de qué trata el documento y si cumple con las expectativas mínimas como para dedicarle tiempo a su lectura. Junto con éste es deseable incluir un par de palabras clave que permiten completar la descripción del documento.

Todo escrito se inicia con una introducción en la que el lector comience a comprender la temática desarrollada y la estructura que conformará el contenido del documento. La introducción debe informar la naturaleza del problema a desarrollar, justificar la necesidad de referirse a dicho tema, indicar las preguntas que guían el proceso de investigación, los objetivos a alcanzar, la hipótesis ha demostrar.

Toda investigación comienza con un punto de partida o problema a investigar. Consideramos que un problema es la pregunta con qué se inicia una investigación, ya que es necesario encontrar una solución para la misma. También es necesario justificar la necesidad de llevar a cabo la investigación. Toda investigación debe fijar una meta, la cuál da como resultado la formulación de objetivos, los cuáles se redactan empleando un verbo activo de la acción en infinitivo. Deben estar escritos con claridad cubriendo diferentes aspectos del problema a investigar.

La hipótesis es una explicación formulada como suposición o conjetura destinada a ser comprobada por medio de hechos. Toda hipótesis se caracteriza por su generalidad, especificidad, referencia empírica, comprobabilidad, refutabilidad, referencia a un cuerpo de teoría y operacionalidad.

Los antecedentes o el estado de la cuestión interioriza al lector sobre los resultados de estudios previos relacionados con la problemática de la investigación.

El marco teórico consiste en ubicar al lector en diversos aspectos de la problemática que se deben analizar.

La metodología aplicada se relaciona con el tipo de investigación que se realizará: cuantitativa, cualitativa, describir las variables empleadas, el tipo de instrumento que se utilizó para recolectar la información.

El análisis de resultados permite mostrar al lector de manera clara, detallada, ordenada, concisa, los resultados obtenidos, ofreciendo un análisis de los mismos por medio de una tabla o de gráficos, que permitirán al lector conocer dichos resultados.

La conclusión y recomendaciones expresan el pensamiento de o de los autores y sus hallazgos. Todo se relaciona con la hipótesis y objetivos expresados al inicio del trabajo.

Finalmente, la bibliografía lista las obras consultadas durante la investigación. La misma puede incluirse la finalizar cada capítulo o al final del documento.

Fuente: Consultora de Ciencias de la Información

Anuncios

Read Full Post »


Una muestra de este archivo que está organizando la Consultora de Ciencias de la Información.

Read Full Post »